ABC

TENDENCIAS

Comprar islas en Indonesia, una paraíso al alcance de pocos

Tim Hartnoll, Christopher Burch o Antony Marden son solo algunos de los magnates que han apostado por invertir en ese país

Bawah, Indonesia
Bawah, Indonesia - d.r.
ActualizadoSummumSummumLeer despuésCompartir
Enviar noticia por correo electrónico

Resulta casi imposible encontrar lugares que muy pocos seres humanos hayan pisado, y mucho menos en Indonesia, uno de los países que más está sufriendo el turismo masivo en los últimos años. Sin embargo, existen ciertas islas que aún no han sido explotadas y, por ese motivo, son consideradas tesoros en medio del mar. Entre ellas se encuentra, por ejemplo, el conjunto de islas Anambas, situadas 241 km al noreste de Singapur aunque pertenecen a Indonesia, el país asiático con más de 17.000 islas repartidas por el océano Índico.

Es justo aquí donde está Bawah, un pequeño archipiélago verde rodeado de agua turquesa con un lujoso hotel, The Hardtnoll, que fue abierto a finales de 2017 por el magnate naviero de Singapur Tim Hartnoll junto a ocho inversionistas más. Como ellos, otros millonarios han ido adquiriendo pequeñas islas en la zona.

Bawah Island, Indonesia
Bawah Island, Indonesia - d.r.

Algunas de ellas son Nihi Sumba, Pangkil, Pulau Joyo, Wakatobi, Nikoi y Cempedak, entre otras. Con precios millonarios que solo pueden alcanzar un puñado de bolsillos en todo el mundo, estas propiedades tienden a seguir principios sostenibles y animan a la comunidad local con programas de empleo y educación. "Los desarrollos hoteleros en pequeñas islas remotas generalmente significan que los propietarios quieren cuidar la isla y sus recursos naturales” confesó Andrea Oschetti, fundadora de Blueflower Inspired Travels, experta en viajes de lujo de Hong Kong.

En 2006, cuando se encontraba buceando junto a las famosas islas Anambas, Hartnoll se topó con un mini archipiélago muy especial: Bataw, la isla que desde entonces no pudo sacarse de la cabeza. El magnate, que posee 351 millones de euros en la empresa naviera mundial X-Press Feeders, se propuso adquirir el grupo de seis islas, que alberga tres lagunas y más de una docena de playas. Reclutó a ocho inversores y consiguió un contrato de arrendamiento a largo plazo en el archipiélago. "Cuando surgió la oportunidad de desarrollar Bawah, fue muy importante para mí seguir un plan sostenible", explicó Hartnoll a CNN Indonesia.

Antes de abrir el hotel, Hartnoll y sus socios trabajaron con el gobierno local para establecer una reserva marina, prohibiendo la pesca y el anclaje en el área circundante.

Bawah Island, Indonesia
Bawah Island, Indonesia - d.r.

Les llevó más de cinco años construir la propiedad, que cuenta con 35 habitaciones, debido en parte a la decisión de evitar la maquinaria pesada. En su lugar, construyeron todo a mano o con herramientas de bajo impacto para evitar daños innecesarios en la naturaleza. El producto terminado es la definición de lujo, lleno de bonitas áreas comunes de bambú, caminos de piedra y restaurantes al aire libre.

Para complementar sus esfuerzos de limpieza marina, el hotel ha establecido un jardín de permacultura, un programa de reciclaje de desechos, recolección de agua de lluvia y un sistema de filtrado de agua. Además, utilizan botellas de vidrio y buggies que funcionan con energía solar en toda la propiedad.

Nihu Sumba, un paraíso encontrado

Otro desarrollo de alto perfil y pequeña escala en Indonesia es Nihi Sumba, ubicado en el extremo este del archipiélago, a unos 50 minutos en avión desde Bali. Este paraíso es propiedad del multimillonario estadounidense Christopher Burch, CEO de la firma de inversiones de riesgo Burch Creative Capital y cofundador de la diseñadora de moda Tory Burch. El lujoso hotel que se encuentra en este lugar tiene 38 habitaciones frente a la playa y está rodeado de una jungla.

Hotel Nihi Sumba, Indonesia
Hotel Nihi Sumba, Indonesia - d.r.

Burch se enteró de este paraíso en 2009, mientras estaba de vacaciones en Bali. "Un amigo me sugirió que mirara este lugar fresco llamado Sumba. Así que volé allí en un pequeño avioncito, la pista era literalmente de un solo carril”, recuerda Burch.

Así fue cómo comenzó en la andadura de convertir esta isla en un lugar al que se mira con ojos de deseo. Invitó rápidamente a su amigo y empresario de hoteles James McBride, un veterano de The Carlyle Hotel de Nueva York que era presidente de YTL Hotels en Singapur en ese momento, compraron las tierras y se pusieron a trabajar hasta convertirlo en lo que es hoy en día.

El hotel (Hotel Nihi Sumba) cuenta con techos de paja tradicionales, colores apagados, hermosas maderas y elegantes cimientos de piedra. Seis años después, Nihi ha forjado una fuerte relación con la comunidad sumbanesa local: aproximadamente el 93% de los empleados del hotel son de pueblos y aldeas cercanos.

En términos de esfuerzos ambientales, el hotel produce agua dulce a través de una planta de desalinización, ejecuta un programa de gestión de residuos en toda la isla y protege los delicados huevos de tortuga de los cazadores furtivos.

Nihi Sumba, Indonesia
Nihi Sumba, Indonesia - d.r.

Pulau Pangkil, la desconexión perfecta

Anthony Marden, propietario de la isla privada de Pulau Pangkil y la boutique de Pulau Joyo en el archipiélago de Riau, cerca de Singapur, se topó con las islas hace más de dos décadas. "Siempre he sido marinero y siempre me ha encantado el mar. En uno de mis viajes en velero por el sudeste asiático, me encontré con estas pequeñas islas bonitas", ha confesado a la CNN.

Marden compró nueve islas y una "gran playa grande", pero solo ha desarrollado dos. Comenzó con Pulau Pangkil. Diseñado para familias de expatriados de Singapur, bodas y retiros corporativos en mente, esta isla privada se inauguró hace más de 15 años, en 2003. Entre sus atractivos se encuentra un restaurante, un bar, una piscina y un montón de equipos para deportes acuáticos.

Pulau Pangkil Insland, Indonesia
Pulau Pangkil Insland, Indonesia - d.r.

El lugar de sueño cumple con todos los requisitos de las personas que quieren perderse en un lugar así. La tranquilidad que se respira, las bonitas vistas y las lujosas estancias del hotel lo convierten en un sitio al que acudir en familia y lograr la desconexión que tanto se busca en estos lugares paradisíacos.

El comprador no comercializa sus islas como escapadas "ecológicas" al 100%, pero sí toma algunas medidas para proteger los entornos naturales. Entre sus compromisos con el medio ambiente prohíbe la deforestación y protege los corales. Sin embargo, algunos hombres tienen el permiso de pescar siempre y cuando no sea en grandes cantidades ni usando grandes redes. Al parecer, el motivo que le llevo a adquirir este puñado de islas es única y exclusivamente para protegerlas del desarrollo.

Indonesia busca un modelo sostenible

Aunque estas islas se han desarrollado teniendo en cuenta principios sostenibles, algunos expertos han mostrado su preocupación por el crecimiento del turismo en Indonesia. El país ha experimentado un aumento en las llegadas internacionales en los últimos años, pasando de 9 millones en 2014 a 14 millones en 2017.

Además, algunas zonas, especialmente playas, han sido cerradas al público por la cantidad de contaminación que se generaba y el número de daños producidos a la vida marina que se producía diariamente por culpa de residuos o motores de barcos. Sin ir más lejos, hace unos días, una de las islas de Komodo se vio obligada a cerrar porque algunos turistas robaban sus famosos dragones para luego venderlos. Esto es algo que ya ha ocurrido en otros países como Tailandia.

Parque Nacional de Komodo, Indonesia
Parque Nacional de Komodo, Indonesia - d.r.

En contraste a las islas mencionadas anteriormente, Bali y la isla de Komodo son las que actualmente sufren las aglomeraciones de turistas. En el Parque Nacional de Komodo, famoso por sus dragones y vida marina únicos de Komodo, el turismo se disparó de 15,000 visitantes en 2004 a 187,000 en 2018. En 2019, Komodo espera recibir a 500,000 visitantes.

A pesar de que estos datos hacen que el país cuente cada vez con más mano de obra y haya menos personas paradas, la huella ecológica que viene con el turismo masivo se está convirtiendo en una preocupación seria: según un estudio, el viajero promedio actualmente produce seis kilogramos de basura por día.

Top Summum

  1. 1

    Los mejores trucos de estilo para que se note que has ido al gimnasio

  2. 2

    Ejercicios isométricos, qué son y cómo van a tonificar todo tu cuerpo

  3. 3

    Los astronómicos sueldos del clan Kardashian por cada post en Instagram

  4. 4

    Los 10 yates más caros del mundo

  5. 5

    Los 7 mejores descapotables de 2019

  6. 6

    La historia oculta tras el carísimo collar de Mónica Bellucci

  7. 7

    La revolución Pilates: el método que puede cambiarte la vida

  8. 8

    Los 5 mejores ejercicios para unos abdominales perfectos

  9. 9

    A la venta el primer -y más caro- Porsche de la historia

  10. 10

    Lacoste cambia su icónico logo de cocodrilo

  1. 1

    Los 10 coches más caros de Mónaco

  2. 2

    Ruta gourmet y consejos que todo celíaco debe saber

  3. 3

    Los 10 yates más caros del mundo

  4. 4

    Ejercicios isométricos, qué son y cómo van a tonificar todo tu cuerpo

  5. 5

    Los 7 mejores descapotables de 2019

  6. 6

    #Afterwork Summum: Siete cosas que tienes que saber antes de que termine mayo

  7. 7

    La historia oculta tras el carísimo collar de Mónica Bellucci

  8. 8

    Daniel Grao: "Me pagué las clases de interpretación haciendo striptease"

  9. 9

    La fortuna de Kendall Jenner, la sexy modelo mejor pagada del mundo

  10. 10

    Las claves para elegir la alianza de boda perfecta