La patronal hostelera reclama zonas para fumar en el que no entren ni los trabajadores del local ni los niños - FEHR
reforma de la ley antitabaco en enero

La última calada para la hostelería

Los dueños de locales se consideran «castigados» por el cambio de la normativa y exigen que se les amortice por sus gastos. Además, proponen habilitar espacios para fumadores, sin niños ni camareros

madrid Actualizado:

Los hosteleros han desplegado hoy en el centro de Madrid los últimos cartuchos que les quedan en la recámara para tratar de driblar el impacto que tendrá a partir de enero la reformada Ley Antitabaco, cuando entre en vigor la prohibición total de fumar en espacios públicos cerrados.

Por un lado, integrantes de la Federación Española de Hostería y Restauración (FEHR) han reclamado la implicación de los titulares de Economía y Hacienda, Elena Salgado, y de Industria, Turismo y Comercio, Miguel Sebastián, para que la nueva Ley Antitabaco autorice espacios para fumadores, sin niños ni camareros. ¿Por qué lo piden? Considera la Junta Directiva de la Federación, y así lo expone en su página web, que el efecto económico que va a tener la medida no tiene parangón para la hostelería. La patronal hostelera prevé una caída de la facturación global en un 10%, si se aplica la máxima restricción, y un desplome del empleo que acarreará la pérdida de unos 140.000 puestos de trabajo, calcula. En las sedes de ambos departamentos, el presidente de la FEH, José María Rubio, ha registrado esta mañana un escrito en el que denuncia las "nefastas consecuencias" para el sector derivadas de la prohibición total de fumar en bares, restaurantes y cafeterías. Según Rubio, la prohibición total del tabaco "no es luchar contra el tabaquismo", sino "ir en contra" de un sector en el que trabajan 1,4 millones de personas. Bajo el lema "Prohibición total=Ruina de la hostelería", los directivos de la FEHR se han concentrado hoy ante las sedes de ambos ministerios alzando pancartas que rezaban interrogantes retóricos del tipo: "¿Quieren una Ley contra el tabaco o contra la hostelería?" o "Protegemos a los trabajadores y a clientes, ¿por qué quieren arruinarnos?". Además, los hosteleros, que consideran representar a buena parte del gremio en contra de la aplicación prevista por la ley, han escenificado la "muerte" de la hostelería, portando dos coronas fúnebres con bandas que rezaban "La Ley del tabaco puede matar a la hostelería" y "El turismo y la hostelería descansarán en paz". Según informa Efe, en la misiva entregada en los ministerios, la FEHR pide a los grupos parlamentarios la incorporación de una Proposición de Ley, por la que se permita a los establecimientos de hostelería habilitar zonas para fumadores, con un máximo de superficie del 30% del local,en las que no se prestaría servicios por parte de los trabajadores y estaría prohibida la entrada de menores.

Los cambios que quedaron en agua de borrajas

Por otro lado, Javier Blanco, portavoz de El Club de Fumadores por la Tolerancia, ha ofrecido hoy una rueda de prensa en la que ha reproducido las quejas de los hosteleros, pidiendo que al menos se les "amortice" por las "grandes inversiones" que realizaron al habilitar espacios únicamente para fumadores en cumplimiento de la ley el año pasado. Blanco también se ha rodeado del correspondiente "atrezzo" personal para sus reclamos, puesto que se ha hecho acompañar de los 17 profesionales de cada comunidad autónoma que invirtieron más de 300.000 euros en reformas para adaptar sus locales a la normativa del Ministerio de Sanidad y que hoy, según sus palabras, han querido "poner cara" al 5% del conjunto del sector que se apresuró a cumplir una legislación que está a punto de ser reformada, sin que nadie les compense por ello.