Temas

Sociología

Sociología imágenes y vídeos

Navajeo electoral

Navajeo electoral

A Sánchez, la crudeza de los navajazos en la derecha le regalará más que un poco de suerte de vez en cuando

La realidad inducida

La realidad inducida

El pronóstico del CIS es verosímil, pero busca un efecto de arrastre para inducir el desenlace que sueña Sánchez

La bruja Lola

La bruja Lola

Tendencioso viene de tendencia. La de Tezanos consiste en sesgar las preguntas para inducir las respuestas

Yo sí creo en las encuestas

Yo sí creo en las encuestas

Cuando el método de entrevista es más propio del siglo XX que de la sociedad actual, como es el caso del CIS, que todavía hace sus encuestas domiciliarias, la calibración de la muestra es todavía más importante

Saltar sin red

Saltar sin red

«Abjuramos del riesgo. Entendemos el mundo como un problema que solucionar, cuando acaso sólo sea el terreno de juego, el más conveniente obstáculo, un suministrador de incógnitas. Casi nada tiene solución ni tiene por qué tenerla. La solución es a veces el problema»

Política y Derecho

Política y Derecho

Su fuerza es su debilidad: si cae, caerán todos, incluido el secesionismo más radical

José María Carrascal Comentar
La batalla de la derecha

La batalla de la derecha

La paradoja de la batalla de la derecha es que uno de los incluidos, Cs, rechaza rotundamente la marca derecha

Una España menos católica

Una España menos católica

Para los españoles las fiestas navideñas son mayoritariamente celebraciones de carácter familiar y comercial por delante de celebraciones religiosas.

José Francisco Serrano Oceja Comentar
La banalidad del bien

La banalidad del bien

«Ahora que la bondad se legisla y decreta, se exige y vigila, se evalúa en el acto y responde a un decálogo nuevo, sobran los buenos. Queda sólo el renegado que aplaza el juicio, trata de vencerse un poco, elude lecciones y se observa en la trinchera, lavando la ropa, frota que te frota, imaginando un mundo menos transigente, menos tolerante, en que nadie vea prudente subirse al pedestal a tolerar nada, por si, de tanto mirar lejos, no puede verse ya dentro»