¿Por qué no le denuncias?

Actualizado:

Acoso en el móvil

A Rafaela no la creyeron

Benegas se queja también de que los equipos de profesionales y psicólogos de los juzgados no siempre hacen un trabajo riguroso. «Denunciar no es un plato de gusto para nadie, ni contar las intimidades de la pareja». Considera injusto que las denuncias por violencia doméstica «requieran más trámites» que las que se presentan por cualquier otro delito. «Hay una corriente de no creer las denuncias de las mujeres que, sin más, se archivan». Rafaela Rueda fue una de ellas. Denunció a su ex pareja, pero le absolvieron «por el escaso grado de credibilidad y la escasísima pasión en el relato de los hechos». Un mes más tarde, el pasado 1 de julio, Ernesto Carlos Manzano cogió una hoz y la degolló en mitad del pueblo granadino de Pinos Puente. Tenía 42 años.La presidenta del Observatorio de Género defiende que «no hay impunidad para los maltratadores». El 79,5% de las sentencias de los juzgados especializados son condenatorias, frente al 53% de los juzgados de lo penal. En este punto se platea otro problema. Cuando el condenado quebranta la orden de alejamiento. El 19 de marzo fallecía otra mujer, ésta de 56 años. Su ex marido no se podía acercar a ella, pero lo hizo. La apuñaló en el hospital privado Blanca Paloma de Huelva mientras ella visitaba a su madre enferma.