La mitad de los españoles no tiene noción de idiomas extranjeros

Sólo Rumanía y Portugal sacan peor nota en conocimiento de idiomas

MARIBEL NÚÑEZ
CORRESPONSAL EN BRUSELAS Actualizado:

La oficina estadística europea, Eurostat, puso ayer en negro sobre blanco lo que es un secreto a voces: en España casi no se hablan idiomas extranjeros. En 2007, el 46,6% de los españoles entre 25 y 64 años reconocía no tener noción alguna de ningún idioma extranjero, frente al 38,3% de la media de la Unión Europea.

En suspenso en idiomas dentro de la Unión Europea sólo nos supera Rumanía, con el 75%, y Portugal, con el 51,3% de ciudadanos que no hablan ningún idioma además del propio.

Los malos datos sobre España en cuanto a la población adulta y su conocimiento de lenguas contrastan con los de los niños en edad escolar, mucho más esperanzadores ya que en 2008, también según Eurostat, nada menos que el 98% de los alumnos de educación primaria estudiaba al menos una lengua extranjera, lo que nos sitúa muy cerca de los países que llegan al 100%, como son Suecia y Luxemburgo.

Sin embargo, y pese a este buen dato, aparece en la estadística otro que no lo es tanto, como es el hecho de que sólo un 5% de alumnos de primaria estudian una segunda lengua extranjera, frente al 10% de media de la Unión Europea.

En el caso de la enseñanza secundaria los datos son algo peores, ya que el porcentaje de los alumnos que estudian una lengua extranjera es del 94%, frente al 98% de los de primaria, aunque el porcentaje de los que estudian dos lenguas extranjeras se eleva al 27%, por debajo de la media europea situada en el 39%, según datos de Eurostat de 2008.

Otra de las cosas que se desprenden del estudio de ayer es que los europeos no anglófonos se han decantado de manera casi unánime por el aprendizaje del inglés como lengua extranjera, lo que demuestra que la globalización tiene un idioma y éste se llama inglés, por muchos esfuerzos que se hagan desde el Instituto Goethe o la Alianza Francesa, excepción hecha de los países bálticos, donde los estudiantes de lenguas extranjeras se han decantado por el ruso.

Se da la circunstancia de que en los países europeos anglófonos, como Reino Unido e Irlanda, es donde se registran los porcentajes más bajos de aprendizaje de lenguas extranjeras, un 32% y un 58% respectivamente.

En cuanto a la asimilación de los conocimientos de los idiomas que se aprenden el panorama también es muy desigual ya que, por ejemplo, mientras hay países donde el 45% de los adultos se declara competente en otro idioma, como es el caso de Eslovenia o Austria, sólo el 5% de los franceses adultos declara dominar el inglés y el 7% de británicos el francés. En el caso de España el 15% de los ciudadanos entre 25 y 64 años se declara competente en conocimientos de inglés pero la mayoría, el 23%, asegura tener sólo conocimientos básicos de la lengua extranjera aprendida.

Eurostat señala que detrás del inglés y a mucha distancia el francés, el alemán es la tercera lengua que más aprenden los europeos. En el caso del español aparece elegida como segunda lengua de aprendizaje en la enseñanza primaria y secundaria en Suecia, Reino Unido e Irlanda.

La Comisión Europea realiza desde hace años campañas de concienciación sobre la importancia de aprender lenguas extranjeras, no sólo durante la etapa escolar sino a lo largo de toda la vida, como una manera de promover y fomentar la enorme diversidad lingüística y cultural europea