Su emotivo gesto se volvió viral en Facebook
Su emotivo gesto se volvió viral en Facebook - Facebook

Spencer, el perro que no se separa de la almohada con la foto de su mejor amigo muerto

Rocky desarrolló un tumor canceroso que acabó con su vida

ABC
Actualizado:

Hay amistades que solo la muerte podría separar. Eso es lo que ha ocurrido con Spencer y Rocky, dos perros que fueron amigos durante algo más de una década y que debido a una enfermedad que sufrió el primero, tuvieron que decirse adiós. Su historia se ha vuelto viral en Facebook.

Según contó a «The Dodo» Beth Fisher, dueña de los canes, ambos forjaron una fuerte unión que duró más de diez años. «Nunca habían pasado una noche separados», relató emocionada. «Rocky y Spencer dormían en la misma cama, comían del mismo tazón y siempre caminaban juntos cuando salían a dar un paseo».

Todo cambió cuando una visita al veterinario reveló que Rocky había desarrollado un tumor canceroso que había crecido en su interior desde hacía varios años. El trágico descubrimiento se hizo demasiado tarde, lo que dejó con pocas opciones a la familia del animal. «Tuvimos que terminar con su vida ese día», explicó Fisher.

El dolor por la partida de su compañero hizo que Spencer cambiara. Se levantaba en mitad de la noche para buscar al otro can por la casa y lloraba cuando no lograba dar con él. El tiempo pasaba y la triste actitud del perro no cambiaba. Por esta razón, su familia decidió hacer algo al respecto.

Los dos perros eran inseparables
Los dos perros eran inseparables - Facebook

Su dueña fabricó una almohada con el rostro sonriente de Rocky impreso para que acompañara a Spencer mientras descansaba. Sorprendentemente, el comportamiento del animal comenzó a cambiar de forma repentina. «Ha estado acurrucándose con la almohada desde que llegó, llevándola del sofá a su cama. Parece estar mucho más tranquilo ahora que tiene algo con qué acostarse».

Spencer es la prueba de que los animales tienen en ocasiones una lealtad que supera a la de los propios seres humanos. Aunque Fisher no cree que su mascota vaya a superar la muerte de Rocky, espera que logre seguir adelante sin él.