El cachorro al que amputaron las cuatro patas se convierte en símbolo contra el maltrato

Un perro horriblemente maltratado ha indignado a una nación entera, Turquía, y se ha convertido en todo un símbolo

Actualizado:

Un cachorro horriblemente maltratado ha indignado a una nación entera, Turquía, y se ha convertido en todo un símbolo.

El pequeño can tenía todas las patas amputadas cuando fue descubierto en un bosque en el distrito de Sapanca, en la provincia noroccidental de Sakarya, lo que llevó al presidente Recep Erdogan a prometer tomar medidas enérgicas contra la crueldad animal.

El perro herido fue llevado a un veterinario para recibir tratamiento, pero murió durante la cirugía el viernes pasado.

Este caso dio lugar a una protesta política en Turquía y provocó un raro momento de unidad entre el gobierno y los partidos de oposición. Erdogan dijo en una concentración electoral en Estambul el domingo que la policía había detenido a un operador de maquinaria de construcción el sábado en relación con la muerte del cachorro.

Prometió que las leyes de Turquía sobre los derechos de los animales serían enmendadas después de la votación del 24 de junio en la que aspira a ganar un segundo mandato.

El incidente provocó una rara muestra de unidad entre los partidos políticos de Turquía y los candidatos presidenciales, quienes han estado peleando verbalmente durante semanas antes de las elecciones parlamentarias y presidenciales del domingo.

A medida que las imágenes y los videos del cachorro causaron indignación en las redes sociales, tanto el gobierno como los políticos de la oposición condenaron el acto y pidieron medidas más estrictas contra aquellos que maltratan a los animales.

Los grupos de derechos de los animales dicen que los castigos de Turquía por la crueldad hacia los animales son demasiado indulgentes. Una enmienda a la legislación sobre los derechos de los animales ha estado en la agenda del parlamento durante meses, pero se ha avanzado poco.

El líder del partido Iyi y candidato presidencial Meral Aksener dijo en Twitter: «Esta brutalidad contra un ser pequeño es una manifestación dolorosa de la pérdida de valores en nuestro país. Espero a Dios que aquellos que lastiman a un pequeño cachorro encuentren lo que se merecen en el más allá».