Arnés y correa: lazos de unión

Los arneses son el mejor accesorio para tener a su perro (y también conejos, gatos y hurones) controlado a la vez que le asegura un máximo confort durante sus paseos

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Con el buen tiempo apetece más disfrutar de los paseos con nuestras mascotas. Para mayor seguridad deben ir provistos de un buen arnés. Es el mejor de los accesorios para tener controlado al animal. Los hay de diferentes materiales nylon, piel, algodón o neopreno y con diseños para todos los gustos y exigencias. Sea del material que sea lo importante es que un arnés tiene que ser especialmente cómodo para perros con el cuello sensible, que no soportan un collar. Sin duda el arnés, es el mejor método de sujeción para nuestra mascota con el que podremos pasear tranquilos al mismo tiempo que el animal está cómodo.

En el mercado en la actualidad se pueden encontrar arneses para todo tipo de perros.

De recuperación: utilizados para perros con problemas de movilidad.

De tiro: para hacer deporte como el canicross.

Anti-tirones: para evitar que el perro tire en exceso de la correa durante los paseos.

Tipo noruego: la sujeción de este arnés se distribuye sobre el pecho y la espalda, lo que evita molestias en cuello y garganta.

Arnés americano: Conocido como Petral, se ajusta al pecho de tu mascota, lo que le aporta mayor comodidad a la hora del paseo.

Además de arneses para perros en la actualidad también se pueden encontrar para gatos, conejos y hurones. En el caso de los gatos, para estos no es muy de su agrado, pero los hay. Hay personas que tratan a los mininos como si fueran perros; pero desde aquí les decimos que un gato no es un perro ya que sus necesidades no coinciden con las de un perro. Lo que un paseo para un can es una delicia, para un gato la mayoría de las veces no es lo más agradable (en su periplo puede toparse con algún perro). Los perros además de pasear y relacionarse con otros compañeros emplean su salida para hacer sus necesidades (no hay que olvidar nunca las bolsas para recoger los excrementos), mientras que los gatos están acostumbrados a hacerlo en su arenero en la tranquilidad de nuestro hogar. Si se decide a que su gato de un paseo, lo primero y fundamental es acostumbrarlo en casa a llevar su arnés y correa, ofreciéndole un premio mientras los lleva puestos. Cuando veamos que ya se ha acostumbrado, hay que elegir una hora y un lugar tranquilo para su paseo. En el caso de los gatos no son aconsejables las correas extensibles.

Conejos de paseo

En el caso de los conejos sucede como en el de los gatos y lo mismo que en los hurones: hay que acostumbrar al animal a llevar su arnés en casa. Tiene que ser de material resistente para evitar que el conejo lo muerda con sus dientes y se escape en medio del paseo. Según expertos consultados, el arnés ha de ser ligero y debe presentar una banda para el cuello y otra para el pecho, reforzadas ambas por dos bandas más, una por arriba y otra por abajo, sujetando así sus patitas delanteras y de esta manera evitar que la fuerza de la correa recaiga solo en el cuello, ya que podría ahogarlo. Hay que tener muy en cuenta el tamaño y que este sea el adecuado. Debe quedar firme, pero suelto para que el conejo tenga libertad de movimientos. Para estos simpáticos roedores es recomendable la correa extensible, pero siempre bajo control. Hay que pasear con cuidado y evitar tirones ya que podían afectar a sus huesos. Dar un paseo es algo ideal para ellos -salir de su jaula- y es muy beneficioso para su salud. Cuando salga al parque hay que tener mucha precaución (estar pendiente de él en todo momento) ante la presencia de perros que puedan haber... y también de los pesticidas que pueden encontrarse en el césped. La mejor hora de salida es cuando el sol no este muy fuerte.

Hurones, ellos también

El hurón es una mascota -se comenzó a domesticar hace 2000 años- muy activa y tremendamente curiosa. Requieren de nuestra atención durante todo el día, aunque nunca llegará a mostrar tanta obediencia y fidelidad como la de un perro. Para su entretenimiento existen en el mercado unos espacios de juego con túneles por los que pasar o escaleras que subir, aunque para esto hace falta contar con un gran espacio. Una buena opción -y más económica- para que se ejerciten y se cansen es sacarlos a dar un paseo por el parque. Hay que tener mucho cuidado ya que se trata, como decimos de un animal muy activo y por sus características físicas muy escurridizo. Para su salida al exterior necesita correa y arnés. Los expertos aseguran que esto último es mucho más aconsejable que un simple collar por el hecho de que se adapta mejor a su cuerpo y que le resultará menos incómodo que una cinta atada al cuello (este mustelido tiene una cabeza muy pequeña y se le puede salir con bastante facilidad). Son animales a los que su curiosidad les puede hacer pasar un mal rato sobre todo si se topan en su paseo con un perro, por ello se recomienda evitar estos sustos y lo mejor es que siempre que se encuentre con otro animal coja a su hurón en brazos. Durante nuestro paseo hay que andar muy pendientes de todo lo que hace, el tiempo que puede tardar éste en llevarse algo a la boca es mucho más corto que el de nuestra reacción... por este motivo además de la correa y el arnés, el hurón debe llevar puesto un bozal (los hay adaptados a ellos) de esta manera evitará que coma cosas que no son buenas para ellos. Por último, hay que cuidar mucho las horas de salir de paseo, el hurón no puede estar en espacios con temperaturas superiores a los 37 grados. Los expertos recomiendan que lleve siempre una botella de agua para saciar su sed de vez en cuando y mantenerlo hidratado.

Precios

En la actualidad a la hora de adquirirlos puede encontrarlos en grandes superficies, tiendas de mascotas como Kiwoko y en tiendas online como Amazon, Tiendaninal. Los precios son variados; pero les aconsejamos que sean responsables y elijan el más adecuado, resistente y cómodo a nuestra mascota ya que es quien en definitiva lo va a llevar. Como decimos no se trata de un capricho; sino algo necesario si queremos sacar a pasear a nuestra mascota. Déjese aconsejar por los especialistas. Los precios oscilan entre 1,79 € para un hurón, 8,92€ para un gato y 8,49€ para un conejo. En el caso de los perros -dependiendo del tamaño- puede encontrarlos desde 8,99 €.