ABC

Adiestra a tu gato

¿Quién dijo que los gatos no se pueden entrenar? Hace falta armarse de un poco de paciencia. Además acaba de publicarse «Adiestra a tu gato» (Kitsune Books) de John Bradshaw y Sarah Ellis un libro que enseña de manera divertida como hacer que su minino y usted sean más felices

MadridActualizado:

Hay quien asegura, dado su carácter difícil, que para adiestrar a un gato primero de todo hay que ir a Toledo y allí adquirir un buena armadura para poder adiestrar al animal. Chistes a parte y según el refranero español en la vida hay que tener cara de beato y uñas de gato. ¿El motivo? Son imprevisibles; pero también lo son los perros. Todo depende del trato y del ambiente en el que desarrolle sus siete vidas el felino. La mayoría de los gatos que conviven con nosotros son afables y cariñosos y en su carácter no tienen nada que envidiar al de sus «amigos» los perros. Como decimosel «quid» de la cuestión reside en la educación.¿Son orgullosos? Nadie se lo puede negar, son como pequeños leones.

Según la leyenda su origen se remonta a cuando el Diluvio universal ya que -debido a la superpoblación de ratones- dos pequeños gatos salieron de la nariz de un león y una leona y pusieron a los roedores en su sitio... y desde ese momento se paseaban orgullosos por el arca de Noé...y por su vanidad este los castigo amarrándolos a la proa del arca cuando más llovía... y ese es el motivo por el que los gatos tienen terror al agua. Leyendas e historias los gatos se pueden adiestrar... aunque para ello hay que tener muy en cuenta su independencia y de que no son tan receptivos al aprendizaje como los perros. En el libro “Adiestra a tu gato” el director del Instituto de Antrozoología de la Universidad de Bristol John Bradshaw y Sarah Ellis veterinaria especializada en etología felina y colaboradora en la ONG Cat Care aseguran que muchas personas dan por hecho que un gato no puede adiestrarse; pero ellos demuestran lo contrario. Su libro es una auténtica guía para los amantes de los gatos, llena de consejos prácticos y ejercicios que mejorarán la convivencia con su mascota y al mismo tiempo ayudará a que su gato y usted sean más felices. Este manual plantea un método nuevo y presenta una guía que comienza cuando recibes al animal en casa y llega hasta el momento en el que esta se adapta por completo al nuevo espacio.

A lo largo de las páginas va pasando por todo tipo de situaciones de la vida ordinaria a las que los gatos se enfrentan de una forma peculiar. La llegada de un nuevo miembro a la familia, la presencia de una nueva mascota, quedarse solos en casa, una mudanza, la temida visita al veterinario...

Cuestión de gustos

A muchas personas no les gustan los gatos porque consideran que no son animales de naturaleza cariñosa y de poder confiar en ellos. Los autores de este manual explican la verdad que hay detrás de esta creencia y muestran cómo sacar la faceta más desconocida y afable de nuestros lindos gatitos. ¿Pueden los gatos tener el potencial para convertirse en el mejor amigo del hombre? Ariscos, independientes, solitarios, escurridizos, poco fiables, poco cariñosos, huraños... son algunos de los adjetivos que acompañan al gato.

En «Adiestra tu gato» se demuestra de una manera sencilla lo importante que puede llegar a ser el adiestramiento a la hora de perfilar la «gatonalidad» o lo que es lo mismo la personalidad de su mascota. Si la sigue con atención y gracias a sus consejos, su relación con él puede cambiar para siempre y con un final feliz para ambas partes.

El método de Ellis y Bradshaw no se ciñe exclusivamente a la educación del gato y a enseñarle algunos trucos: subirse a una silla, tomar los medicamentos sin problemas, llevarlo en el trasportín sin traumas, a no ser desconfiado con las visitas o que acuda a nuestra llamada como sucede con los perros. También es para que el propio animal sea capaz de cambiar su relación con su entorno, con sus dueños y con otros animales. Poniendo en practica una serie de sugerencias y consejos, el resultado será un gato más feliz, tranquilo e incluso lleno de ternura.

Lo que debe saber

Para Gabriella Tami doctora en veterinaria y máster en Etología y colaboradora de Affinity comenta que si está pensando en adoptar un gato; pero tiene dudas sobre su comportamiento he aquí algunos puntos que hay que tener en cuenta. Ellos, los gatos prefieren las alturas, por lo que debe estar preparado para encontrarlo encima de librerías o mesas. En este caso se recomienda hacerle unas pequeñas repisas para que se entretengan desde su particular atalaya. Les encanta jugar al escondite o lo que es lo mismo buscan un lugar para esconderse y descansar.

No hay minino que pueda resistirse a un cajón abierto. Son dormilones por naturaleza, según Gabriella Tami pueden llegar a dormir unas 16 horas al día; pero ojo, no de golpe sino repartido en forma de pequeñas siestas. Dejan su huella cuando se acercan a su dueño y se rozan, es una manera de marcar esta zona con su olor y de esta manera se sienten más seguros.

El ronroneo por lo general lo hacen en un momento de relax; pero también lo pueden hacer cuando se sienten enfermos o doloridos. Lenguaje corporal, cuando un gato se acerca con las orejas hacia delante y con la cola en posición vertical son amigos; pero si al contrario, la cola se mueve como un látigo, las orejas las tiene hacia atrás y las pupilas dilatadas es mejor guardar las distancias. El pelo o el momento de acicalarse. Un gato puede pasarse horas alisándose el pelo e incluso se da el caso de que si comparte su vida con otro compañero se limpian mutuamente. El maullido es su señal. Lo pueden hacer para despertar nuestra atención avisando de que quieren comer o cuando se encuentran en algún problema. Cuando llegan a la edad adulta pueden emplear este código para comunicarse con su propietario. Uñas afiladas y les encanta marcar y raspar con ellas sillones, sofás, visillos, paredes...Lo mejor es acudir periódicamente al veterinario para que se las pula y también proporcionarle un rascador para que dejen su huella (en el mercado puede encontrarlos desde 6,99 €). Marcando territorio, si observa que su cola está levantada y tiembla es posible que lo hace para marcar con su orina.

Los machos sin esterilizar suelen hacerlo, mientras que en el caso de las hembras lo hacen durante el celo. Con la castración o esterilización este «problema» se soluciona, aunque a veces tanto unos como otros lo pueden hacer por estrés. Ojo con las plantas. Mucho cuidado ya que muchas de ellas son tóxicas y a los gatos les encanta hurgar en ellas. En tiendas para mascotas puede encontrar semillas (desde 2,79€) o plantas para gatos (desde 2,75€)... se lo pasará en grande y sin peligros. Jugar a cazar: su instinto depredador lo tienen; pero en nuestros hogares lo tienen corriendo tras una pelota, tratar de atrapar un objeto debajo de un mueble. También pueden encontrar ratones de peluche desde 1,49€. Su actividad. Los felinos son más activos al atardecer. En nuestros hogares pueden adaptarse a los horarios de la familia. Hay que tener en cuenta que en algunos casos son más activos a primeras horas de la mañana. Solo en su arenero. Los gatos son muy limpios y entierran sus deposiciones en la bandeja. Esta debe tener los bordes altos para evitar cuando escarbe no derrame la arena por el suelo de casa... también les gusta hacerlo en los tiestos.

Vida tranquila: los gatos no son muy amigos de los ruidos y les gusta por encima de todo la vida apacible cuando comen, hacen sus necesidades o en sus momentos de siesta. Lo recomendable es colocar el comedero, bebedero, su cesto de dormir y su arenero en lugares tranquilos de la casa. Sonidos Todo lo contrario que a los perros, el ruido de las bolsas de plástico, el papel y el crepitar del celofán les llama mucho la atención. Bebida: el agua les encanta y no solo las de su cuenco; sino que también les llama la atención la del plato de las macetas, el lavabo o cualquier grifo abierto.

Reducción de estrés

Desde Purina se hacen esta pregunta, ¿qué hay mejor que volver a casa al final de un duro día y escuchar el ronroneo de satisfacción de una adorable bola de pelo? Los estudios demuestran que las personas con animales de compañía suelen estar más sanas y felices que aquellas que no los tienen, pero recuerda que tener un gato es una gran responsabilidad y un compromiso de por vida. Cuando estés listo para asumir este compromiso, comprobarás que tener un gato ofrece ventajas como las siguientes:

-Se ha comprobado que tener un gato reduce el estrés.

-Normalmente los dueños de gatos tienen una tensión arterial más baja que las personas sin mascotas.

-Puedes beneficiarte de un sistema inmunológico más fuerte y recuperarte de las enfermedades antes que las personas que no tienen animales de compañía.

-Por lo general, los niños que crecen con gatos tienen menos días de enfermedad que aquellos que no tienen mascotas.

- Los gatos son muy cariñosos y tienen un gran carácter, pero también valoramos su independencia, es decir, necesitan menos cuidados que otras mascotas.

-Los gatos pueden ayudar a las personas a recuperarse más rápido de un trauma emocional, como el fallecimiento de un ser querido