El Papa se dirige a los periodistas que le acompañaron durante su vuelo a Santiago - afp

El Papa cree que España debe responder al desafío del laicismo

Benedicto XVI se muestra preocupado por la necesidad de reconducir en nusetro país el enfrentamiento entre fe y laicidad

enviado especial, a bordo del avión del papa Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Durante su vuelo hacia Santiago de Compostela, Benedicto XVI manifestó a los periodistas su amor por nuestro país pero al mismo tiempo su preocupación por la reapertura del enfrentamiento entre fe y laicidad, que es necesario reconducir a un encuentro entre ambas. El Papa reveló que cuando decidió crear el Consejo Pontificio para la Nueva Evangelización, pensaba «en todos los grandes países de Occidente pero sobre todo en España”, donde también se ha vuelto necesario responder a los desafíos del laicismo y explicar la fe con un lenguaje contemporáneo.

Su tono no era agresivo sino conciliador, como se habla o aconseja a una persona que se quiere. Por eso le preocupa que el país que tanto contribuyo a la renovación del catolicismo con figuras como Ignacio de Loyola, Teresa de Ávila o Juan de la Cruz fuese también escenario de un poderoso brote de “laicismo, secularismo y anticlericalismo, sobre todo en los años 30 del siglo pasado”. Y, sobre todo, que esa disputa antigua “entre fe y modernidad ocurre también hoy de manera muy vivaz”. Por eso advirtió que “para el futuro es necesario que no haya un enfrentamiento sino un encuentro entre fe y laicidad”.

Comentando el gran valor simbólico del templo de la Sagrada Familia de Barcelona, el Santo Padre invitó a redescubrir “el valor de la familia como célula fundamental de la sociedad, que es el gran tema de hoy”. E insistió en que “es el tema fundamental, pues Dios mismo se hizo hijo en una familia” y nos enseña a ser familia. Un mensaje útil en todos los lugares pero de modo especial en España.

Hablando como peregrino, el Papa recordó que el Camino de Santiago contribuyó a “formar la unidad espiritual del continente europeo, y es un fenómeno que hoy renace”, como demuestran las colas para entrar en la catedral por la Puerta Santa.

País predilecto

Benedicto XVI volaba rumbo a un país predilecto, pues a esta segunda visita después del viaje a Valencia en el 2006 seguirá una nueva cita en Madrid el próximo mes de agosto para la Jornada Mundial de la Juventud que convertirá a España en el país más visitado por el Papa alemán. A preguntas de los periodistas, el Santo Padre reconoció que esta primacía es, efectivamente, “un signo de amor” por nuestro país.

El profesor que ha dedicado buena parte de su vida a restablecer la armonía entre fe y razón, explicó que “hay también una armonía entre fe y arte”, como enseña la vida de Antoni Gaudí y su gran templo de la Sagrada Familia, al que llamó repetidamente “una catedral” por sus dimensiones y por su continuidad arquitectónica con las grandes catedrales europeas del segundo milenio.