Siete niños, ingresados en Francia tras comer carne picada con E. coli

Procedía de Alemania, Bélgica y Holanda y había sido procesada en el país galo

JUAN PEDRO QUIÑONERO
PARÍS Actualizado:

Siete niños fueron hospitalizados este jueves en Lille, en el norte de Francia, víctimas de «importantes diarreas ensangrentadas», entre otros síntomas posiblemente asociados a una infección de la bacteria E. coli. Todos ellos habían consumido carne picada distribuida por una cadena alemana de supermercados. La carne picada había sido producida en Francia, en el departamento de la Haute-Marne, con carne de animales criados y sacrificados en su mayoría en Alemania.

La productora francesa de la carne comenzó afirmando que toda la carne usada provenía de Alemania, antes de precisar que algunas partidas provenían de Bélgica y Holanda. La dirección de la empresa afirma que «se respetaron todas las normas más estrictas de la producción, con gran respeto de la higiene». Por el contrario, deja en suspenso en qué eslabón de la cadena pudieron producirse fallos, en Alemania, durante el transporte o el almacenaje y distribución.

«Síndrome hemolítico»

A la espera de una investigación sanitaria y previsiblemente policial, los siete hospitalizados en Lille sufren el «síndrome hemolítico y urémico, que pudiera estar provocado por una insuficiencia renal aguda». Uno de ellos tiene «pronóstico reservado» y el resto evoluciona positivamente.

Los productores de la carne sospechosa afirman estar convencidos que los lotes incriminados «solo se habrían vendido en el norte de Francia».

Sin embargo, la Agencia Regional de la Salud (ARS) ha pedido requisar toda la carne sospechosa, aconsejando no comer ninguna carne comprada en estos supermercados. Según los productores y distribuidores, la carne lleva el 10 de mayo de 2012 como fecha de caducidad.