«La privacidad ha muerto»
Tim O'Reilly, durante la ponencia - efe
ENTREVISTA

«La privacidad ha muerto»

Tim O'Reilly, experto en contenidos digitales

Actualizado:

—¿Podrán convivir los medios analógicos con los digitales?

—Ninguna tecnología desaparece por completo. Antes viajábamos a caballo, y no han desaparecido. El contenido digital será el dominante en tres o cinco años. No hay un día D hora H, porque algunos medios y algunas tecnologías están haciendo la transición de forma más rápida que otros. Un factor clave es la distribución. Quizá el público quisiera seguir leyendo libros físicos veinte años más, pero ¿y si no puede comprarlos? Puede que haya que encargarlos en la librería, y que preferimos descargarlos «on line», donde siempre estarán disponibles.

—¿Qué debe hacer la industria de los medios tradicionales?

-Convertirse en digital. Algunos medios pueden mantener su pequeño nicho, pero si examinan el valor real de su negocio, quizá puedan transformarse en un nuevo medio con mejores resultados. Una editorial de ficción compite con los videojuegos: trabajan con el mismo género, pueden hacer negocios juntos, puede haber un puente de unión. Hay ciertas cosas que van a desaparecer, como las guías de viajes, sustituidas por contenidos digitales muy interactivos.

—¿La privacidad ha muerto?

—Sí y no. Técnicamente, sí, ha muerto. Es evidente que todos estamos controlados. Piense en una película de espías, cuando alguien colocaba un dispositivo en un coche para seguir sus pasos. Ahora todos pagamos por llevar un móvil con el que podemos estar localizados segundo a segundo, metro a metro. El problema no es que exista esa información, sino cómo se usa. ¿Se emplea sin el consentimiento de esas personas? ¿Se utiliza para discriminar a alguien? Hay que trabajar en el cómo.

—¿Cómo convive la vida digital con el peligro de la piratería?

—La piratería realmente no existe, o no es el gran problema. La gente está asustada, pero ¿era piratería cuando copiábamos un disco o un libro de un amigo? Sobreprotegemos la idea de los derechos de autor. Alguien que tenga un buen producto en internet a un coste racional tendrá quien se lo compre.