La moda de las series históricas bucea en el Toledo multicultural del siglo XIII
Un momento del rodaje de esta nueva producción histórica - abc

La moda de las series históricas bucea en el Toledo multicultural del siglo XIII

Antena 3 estrena hoy la serie de intriga, amor y aventuras que protagonizan Juan Diego y Patricia Vico

MADRID Actualizado:

Es posible que en las próximas semanas Patricia Vico se haga competencia a sí misma. Desde el personaje de Violante de Aragón y Hungría y desde el de Carmina Ordóñez. Reinas distintas, una en Telecinco y otra en Antena 3. Como esposa de Alfonso X (Juan Diego) e hija de Jaime I se estrena ya esta noche. «Toledo», la serie de Boomerang y Antena 3, es la nueva producción histórica de la cadena y según Sonia Martínez, directora de ficción, «el paradigma de la televisión». Es decir, una ficción con intriga, aventuras, amor… De hecho, en un primer vistazo, tiene ese aspecto entretenido de película de sábado por la tarde. Pero de los sábados de hace treinta años, los de Errol Flynn y Maureen O’Hara, los de piratas, mosqueteros e Ivanhoe. Aunque también tiene alguna escena tipo «La lozana andaluza» (por una ducha femenina a cazos).

Goyo Quintana, director de Boomerang, resalta su contemporaneidad: «En el Toledo multicultural del siglo XIII hay muchos parecidos con la España actual. Los valores son eternos: el amor que rompe barreras, la tolerancia, el heroísmo». Quintana también se enorgullece del esfuerzo de la producción para los trece capítulos. Sonia Martínez aclara que es una serie de gama alta (como los coches) pero menos cara que «El tiempo entre costuras». Según Quintana, «a veces es difícil distinguir si estamos en un escenario natural, como el palacio de Galiana en Toledo, o en un decorado». Es cierto que se han tomado algunas libertades. «Es todo lo rigurosa que una serie debe ser para que guste a la audiencia», aclara el productor. Pero también es verdad que están asesorados por el profesor José Miguel Merino de Cáceres, uno de los principales expertos en arquitectura medieval de España. Un artista árabe pintó los azulejos del siglo XIII y Merino, al verlos, dijo que lo que habían pintado era del siglo XIV. Reprodujeron el Toledo del siglo XIII y tuvieron la duda de si las cúpulas eran bizantinas o puntiagudas. El asesor aseguró que los copistas tenían influencia bizantina y por eso tendían a hacerlas redondeadas.

Juan Diego es Alfonso X, «un rey culto, tolerante, imaginativo, que va más allá de ganar guerras». El veterano actor se siente «importante en una producción importantísima». Los actores jóvenes elogian casi al unísono Juan Diego. «Nuestro Al Pacino», le llama Carlos Serrano (Humberto). También hay unanimidad en señalar a Eduard Farelo (Rodrigo), como un tapado Al Pacino. Farelo, al que vimos en «Hay alguien ahí», probablemente sea la gran revelación de «Toledo». También es el padre de Martín (Maxi Iglesias), que encabeza el grupito de jóvenes sección mosqueteros que encandilará a las jovencitas. Maxi, de 20 años, se pone intenso cuando se le pregunta por el futuro: «La mayoría de la población lo tiene muy complicado. Para mí, el futuro es mañana (por hoy), cuando se estrena “Toledo”».

Según Patricia Vico, va a ser una serie adictiva. «Cada capítulo es mejor que el otro. Los actores esperamos con avidez el próximo guión. Espero que a la gente le pase igual». De Carmina no tocaba hablar. A ver cómo se da la noche toledana.