Médicos militares checos a Eslovaquia

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Entre Eslovaquia y sus países vecinos ha ocurrido algo de alguna manera contrario a lo que ocurre en España. Praga aprobó ayer el envío de 30 médicos castrenses a los hospitales eslovacos, después de que más de mil doctores de ese país presentaran la dimisión y dejaran el puesto de trabajo por los bajos salarios que estaban percibiendo. La misión checa iba a durar, en principio, sesenta días, y el despliegue se iba a realizar durante este fin de semana.

Bratislava había pedido ayuda a los países vecinos después de que unos mil doscientos doctores de los hospitales estatales dejaran de ir a trabajar el pasado jueves. Además de la ayuda checa, el Ministerio de Sanidad comunicó que otros países vecinos (Austria, Hungría y Polonia) habían ofrecido, a los pacientes eslovacos, acogimiento en los hospitales austriacos, polacos y húngaros más cercanos a Eslovaquia, siempre que fuera necesario. En un principio, más de dos mil doctores eslovacos habían amenazado con dejar los hospitales estatales, pero después algunos de ellos aceptaron quedarse en su puesto, cuando les ofrecieron una subida de sueldo de 300 euros.