Por fin llega la hora de México

Actualizado:

La historia de amor entre Juan Pablo II y México fue un «flechazo» en el primer viaje de 1979, reforzado en los cuatro siguientes hasta la despedida apoteósica en 2002, después de la canonización de Juan Diego. En 2005, los mexicanos esperaban que el nuevo Papa iría enseguida a su país. Pero Benedicto XVI fue elegido con 78 años, y su ritmo de viajes trasatlánticos no podía ser el mismo. La primera visita a América fue a Brasil en el 2007, y la segunda, a Estados Unidos, en el 2009. En marzo llegará, por fin, la hora de México.