Un cura, apartado del hospital abortista Sant Pau de Barcelona

Actualizado:

El Arzobispado de Barcelona sigue negando la evidencia. Hace una semana, coincidiendo con la carta en la que el Vaticano censuraba la práctica de abortos en hospitales catalanes vinculados a la Iglesia, sorteó la polémica asegurando que había dado órdenes al Hospital de Sant Pau para que no practique abortos. Ayer, en declaraciones a Ep, mantuvo la postura y avanzó que «vela» para que no se lleven a cabo estas prácticas en dicho centro. Desde el hospital confirmaron además ayer que el padre Josep Maria Turull, uno de los dos representantes que tiene el Arzobispado en Sant Pau, ya no está en el patronato del hospital. Fuentes consultadas por ABC aseguraron que el sacerdote fue apartado para «que no le salpique la polémica», aunque el centro insiste en que es «es sólo un relevo».