La FAD crea un centro para buscar nuevas estrategias contra la droga

La Reina recuerda al promotor de la entidad, Gutiérrez Mellado, en su 25 aniversario

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Su Majestad la Reina tuvo ayer un «cariñoso y emotivo recuerdo» a la figura del general Gutiérrez Mellado, promotor de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) y de cuya persona dijo que «se simbolizan las virtudes más señeras del militar, el hombre de Estado y el humanista de los tiempos modernos». Doña Sofía, presidenta de honor de la FAD, presidió la reunión del patronato y el acto conmemorativo posterior, con motivo de su 25 aniversario.

En el evento acompañaron a Su Majestad el presidente de la FAD, José Ángel Sánchez Asiaín; su vicepresidente, Eduardo Serra; su director general, Ignacio Calderón, y la secretaria general de Política Social del Ministerio de Sanidad, Isabel Martínez Lozano. También estuvieron presentes los patronos de la CEO, entre los que figuran Catalina Luca de Tena, presidenta-editora de ABC, y Enrique Ybarra e Ybarra, presidente de la Fundación Vocento.

Sánchez Asiaín presentó el nuevo modelo de intervención de la FAD, en el que destaca la «prevención de los problemas derivados de los consumos de drogas que dificulten el desarrollo personal o social de los adolescentes y los jóvenes». Por ello anunció la puesta en marcha del centro de análisis para conocer mejor la realidad de los adolescentes y jóvenes y generar «estrategias proactivas y constructivas» en la lucha contra la drogadicción.

La labor de los voluntarios

El director general de la Fundación, Ignacio Calderón, destacó la labor de los voluntarios telefónicos, a quienes «acude tanta gente que no tiene donde acogerse». Durante el acto se le entregó un reconocimiento a María Isabel Blanco, la persona que más tiempo lleva tras ese teléfono.

La secretaria general de Política Social del Ministerio reconoció el «liderazgo indiscutible» de la FAD en la lucha contra la droga y ofreció el apoyo del Gobierno para continuar en esta labor.