Benedicto XVI envía su bendición

Actualizado:

Benedicto XVI también quiso hacerse de algún modo presente en la vigilia que se celebró ayer en la Catedral de la Almudena, en Madrid, y en todas las parroquias y templos de las diócesis españolas. A través de una bendición apostólica, leída durante la ceremonia litúrgica, el Papa bendijo a los fieles y les invitó a ser «agentes de la Nueva Evangelización», comunicando «en los diversos ambientes en que viven, la bella pureza del amor como testimonio de la fe». Para ello, les pidió que tomasen como modelo a María, que desde «su humildad y sencillez glorificó al Señor».