Zapatero asegura que el plan alternativo del PSOE generará un mayor consenso

Madrid. Ep
Actualizado:

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, semostró hoy convencido de que la alternativa que su partido va adiseñar al proyecto de Plan Hidrológico Nacional puede generar unconsenso "mucho más amlio" que el que el Gobierno tiene previstopresentar el próximo viernes al Parlamento. 

La Ejecutiva Federal del PSOE estudió hoy la propuesta que haelaborado la secretaria de Medio Ambiente, Cristina Narbona, y que, según explicó Zapatero en rueda de prensa, será "perfectamentecompatible" con las aspiraciones de Extremadura y Castilla-La Mancha, comunidades gobernadas por el PSOE que apoyaron el proyecto delGobierno en el Consejo Nacional del Agua. 

El líder del PSOE volvió a defender el voto favorable de estas doscomunidades y, aunque reconoció que es "difícil de entender" quecontradijesen la posición global del partido, señaló que lo hicieronporque cumplen el mandato constitucional que obliga a los presidentesautonómicos a velar por el interés de sus ciudadanos por encima desus intereses de partido. 

Además, recordó que tanto Castilla-La Mancha como Extremadura yaaprobaron en sus Parlamentos autonómicos las "aspiraciones" que ahorahan visto satisfechas con el plan del Gobierno, un proyecto que, sinembargo, según subrayó Zapatero, "no da satisfacción al interésgeneral de España". 

En su opinión, lo único que ha puesto de manifiesto la votaciónque tuvo lugar en el Consejo Nacional del Agua es que "el proyectodel Gobierno es insuficiente porque no satisface a muchasorganizaciones agrarias, ni a los ecologistas ni a algunascomunidades".    Por eso, el PSOE ha decidido cumplir con su "obligación" comoprimer partido de la oposición con la presentación de una propuestaalternativa, una vez constatado que Ejecutivo "no ha sabido liderarun amplio consenso".

El líder del PSOE, quien no avanzó las líneas básicas de laalternativa socialista, se limitó a señalar que lo que necesitaEspaña es "una filosofía distinta" a la que predomina en el proyectodel Gobierno que, en su opinión, está anclado en una "lógicaproductivista del pasado". 

"Me gustaría que el Gobierno y especialmente el señor Aznarescuchara algo más. No sé si como él mismo dice ha estado en otraslatitudes y ahora ha vuelto a la Tierra, pero me gustaría que tuvierala capacidad de leer las propuestas y alternativas que el PSOE estádando a todos los problemas importantes del país", dijo. 

Zapatero defendió la actitud de su partido, que pretende abrir un"debate amplio, sano y crítico", y que es, según dijo, "mucho másdemocrática y constructiva" que la que ha mantenido el Gobierno alpresentar un plan "poco creíble, que suma 500 obras sin fijarcompromisos temporales ni financieros".