Una mujer sostiene un rosario mientras otra camina de rodillas durante la peregrinación anual al Santuario católico de Fátima en Portugal, este jueves 12 de mayo
Una mujer sostiene un rosario mientras otra camina de rodillas durante la peregrinación anual al Santuario católico de Fátima en Portugal, este jueves 12 de mayo - EFE

El viaje del Papa a Portugal en 2017 agota las reservas hoteleras de Lisboa a Coimbra

El Sumo Pontífice bendecirá la conmemoración de las apariciones de Fátima los días 12 y 13 de mayo del año próximo

Corresponsal en Lisboa Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La visita del Papa a Portugal en 2017 ha disparado la demanda hotelera con tal intensidad que ya no queda ni una sola plaza para los días 12 y 13 de mayo, fechas de las conmemoraciones del centenario de las apariciones de Fátima.

Falta exactamente un año y los precios se han incrementado un 10% respecto a los habituales en plena primavera, pero la expectación es enorme y los fieles de todo el mundo ya comienzan a hacer sus planes para no perderse el acontecimiento.

Las habitaciones en la localidad de Fátima son las que primero se agotaron, como es natural, pero la «fiebre» de compra se ha extendido a una amplia franja geográfica: desde Lisboa hasta Coimbra, pasando por toda la zona central del país vecino.

Más que a opciones individuales, las reservas corresponden en su mayoría a los paquetes gestionados por los operadores turísticos.

Su manera de proceder favorece este tipo de avalanchas alrededor de alguna cita de primer nivel, pues los agentes obtienen posteriormente beneficios aumentando el coste de cada viaje a medida que se acerca el periodo temporal en cuestión.

El desembarco del Sumo Pontífice ejerce, además, de impulsor para el turismo religioso en Portugal. La visibilidad internacional de Fátima se ha multiplicado desde el anuncio de la visita y, a partir de ahora, formará (más que nunca) parte de los itinerarios con raíces eclesiásticas que cientos de peregrinos puedan poner en marcha.

Según las previsiones, Estados Unidos, Corea del Sur, Italia, Francia y España constituyen los focos desde donde saldrán las mayores cantidades de peregrinos extranjeros que anhelan estar en Portugal en 2017.