Turistas japoneses luchan por no perder sus paraguas en Santiago de Compostela
Turistas japoneses luchan por no perder sus paraguas en Santiago de Compostela - EFE

El tiempo fin de semanaDel verano al invierno en solo dos días por el descenso de las temperaturas en toda España

Según la Aemet se esperan tormentas y nevadas a partir de 1.400 o 1.600 metros en el norte

Actualizado:

El episodio de altas temperaturas, más propias de finales de junio o principios de julio, terminará este jueves con un «brusco» descenso de los termómetros de entre 10 y 12 grados centígrados que rememorará los valores propios de principios de marzo, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), que espera la llegada de una borrasca que dejará lluvias fuertes e incluso nieve por encima de 1.500 metros.

Se pasará de valores «claramente» superiores a los habituales, entre 5 y 10 grados a temperaturas «normales» en el litoral de Levante y en el Mediterráneo, pero hasta 5 o 10 grados más fríos en buena parte del centro y del norte peninsular.

La caída térmica se producirá de forma escalonada entre el jueves y el viernes y también volverán los chubascos fuertes y tormentosos.

Este jueves aumentará la nubosidad y será más abundante en la mitad norte. Las lluvias y chubascos afectarán a Galicia y se extenderán después al resto de la mitad norte peninsular y un descenso brusco de las temperaturas.

Tanto las temperaturas diurnas como las nocturnas tenderán a descender «bruscamente»

También se esperan tormentas y, al final del día se podrían producir nevadas a partir de 1.400 o 1.600 metros en el norte. Tampoco descarta alguna precipitación en el centro de la Península. Mientras, en la mitad sur y en Baleares el tiempo seguirá estable y en Canarias serán abundantes las nubes altas que no dejarán precipitación. En el sureste de la Península hay probabilidad de brumas y nieblas.

En cuanto a las temperaturas, el portavoz señala que tanto las diurnas como las nocturnas tenderán a descender «bruscamente» en la mayor parte de la Península y Baleares. En el oeste de la Península la bajada será localmente notable e incluso extraordinario aunque en Canarias subirán ligeramente.

El viento soplará del oeste o del noroeste con intervalos de intensidad fuerte en las vertientes atlántica y cantábrica, y de componente sur en el área mediterránea. En Canarias el viento llegará desde el norte.

El viernes seguirá avanzando el frente y se producirán precipitaciones que podrán ir acompañadas de tormenta en la mitad norte y en el norte de Baleares. Estas lluvias podrán ser localmente fuertes o persistentes en el Cantábrico y en la cuenca del Ebro. En el resto de la Península y en la zona mediterránea también se prevén intervalos nubosos y no se descartan precipitaciones débiles en el centro. En Canarias este será un viernes de cielos poco nubosos.

Lo más significativo de esa jornada será el descenso «extraordinario» de las temperaturas en el interior de la Península y la cota de nieve, que se situará entre 1.400 y 1.600 metros en las montañas del norte y del centro.

El frente avanzará este fin de semana por la Península y dejará precipitaciones a su paso

Las temperaturas diurnas subirán ligeramente en Baleares y en el litoral de Cataluña. En el resto del país bajarán considerablemente, sobre todo en ambas mesetas y en las zonas limítrofes, donde la bajada será extraordinaria, de unos 12 grados centígrados. De este modo, excepto en Canarias y en el litoral sureste, los termómetros se situarán algo por debajo de las temperaturas normales para esta época del año.

En cuanto al viento, el viernes soplará fuerte o con intervalos de fuerte de componente oeste y noroeste en la Península y en Baleares y se esperan intervalos de intensidad fuerte en la mitad este peninsular y en el Estrecho, así como en el litoral de Alborán. En Canarias tendrán vientos alisios.

De cara al fin de semana, el portavoz ha señalado que el frente avanzará por la Península y dejará precipitaciones a su paso que serán «bastante generales» en la mitad norte y, además, tormentosas y fuertes.

«Aparcamos el verano a partir del viernes y nos quedamos en tiempo revuelto, más propio de marzo, con chubascos tormentosos en el tercio norte y en zonas de montaña y temperaturas más frescas de lo normal», ha comentado.

La mejor manera para evitar que el tiempo de este fin de semana nos juegue una mala pasada en nuestros desplazamientos es, sin duda alguna, el uso del transporte público o, en su caso, recurrir a otros opciones como el taxi u otro tipo de servicios de transporte privado como los vehículos VTC.