Cae una red que vendía «gasóleo A» elaborado con aceite vegetal

MADRID. ABC
Actualizado:

La Guardia Civil ha detenido a dieciséis personas vinculadas a una red organizada que distribuía combustible fraudulento obtenido a partir de aceite vegetal mezclado con gasóleo de locomoción, en una operación llevada a cabo en once provincias españolas, informó ayer la Benemérita.

Los miembros de la organización que llevaba a cabo sus estafas de venta de gasóleo adulterado fueron detenidos en Nava del Rey y Rueda (Valladolid) Salamanca y Coreses (Zamora), León, Salamanca, Valladolid, Madrid, Pontevedra y País Vasco. La Guardia Civil también precintó un depósito en Muñana (Avila) y dos en el Puerto de Bilbao, así como un gasocentro en Porrino (Pontevedra). Además inmovilizó cuatro camiones cisterna usados para el transporte y distribución del aceite manipulado, además de un millón de litros del mismo preparado para la venta y que podría haber supuesto una estafa de mil millones de pesetas.

Las investigaciones comenzaron a mediados de octubre en la provincia de Vizcaya, al tenerse conocimiento de la distribución y comercialización en diversas gasolineras y gasocentros de un combustible que podría ser fraudulento, concretamente gasóleo del tipo A que estaba compuesto por una mezcla de aceite mineral empleado habitualmente en la refrigeración de transformadores eléctricos.

IMPORTADO DE BÉLGICA Y SUECIA

Este tipo de aceite era importando legalmente desde Suecia y Bélgica por una empresa radicada en Madrid y era almacenado en Bilbao, desde donde se distribuía por una empresa francesa regentada por dos españoles que, a su vez simulaban, su reexportación a Portugal, ya que el producto nunca llegaba al país luso porque antes se desviaba a diversas gasolineras españolas. El transporte era realizado en camiones cisterna propiedad de una empresa de la localidad abulense de Muñana y por un transportista autónomo que aprovechaba sus cargas legales de gasóleo para mezclarlo con el aceite vegetal y obtener combustible fraudulento.

El combustible adulterado podría producir daños de importancia en los motores diésel al carecer en gran medida de las especificaciones propias exigidas al combustible con denominación de gasóleo «A». La operación policial continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones y el precinto de más gasolineras en los próximos días.