Activistas de Greenpeace realizan una protesta en La Manga del Mar Menor contra la presión urbanística
Activistas de Greenpeace realizan una protesta en La Manga del Mar Menor contra la presión urbanística - ABC

¿El último año del Mar Menor?

Un informe ecologista alerta de que la presencia de nitratos convierte a esta laguna salada en una «sopa verde»

MadridActualizado:

La extrema turbidez y la degradación se han adueñado del Mar Menor hasta el punto de que éste podría ser el último año de la mayor laguna salada litoral de España, que ya ha perdido la tradicional transparencia de sus aguas.

Así lo pone de manifiesto, en declaraciones a Europa Press, la portavoz de la Plataforma Pacto por el Mar Menor, Isabel Rubio, con motivo de la celebración de las II Jornadas que ha organizado la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), bajo el título '2016: ¿El último año del Mar Menor?'.

Según Rubio, el Mar Menor, catalogado como Parque Natural, humedal Ramsar, Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (Convenio de Barcelona), Zona de Especial Protección para las Aves y Lugar de Importancia para la Conservación perteneciente a la Red Natura 2000, «ha sufrido un grave y progresivo deterioro en las últimas décadas y la protección internacional que tiene no se está respetando».

«Las distintas administraciones no ha hecho nada por evitar la entrada de vertidos durante los 365 días del año procedentes, principalmente, de la rambla de El Albujón», lamenta Rubio, quien señala que su progresivo deterioro se debe a éste y otros factores, tales como «una excesiva presión urbanística, malas prácticas de los ayuntamientos, como, por ejemplo, las llamadas regeneraciones de playas, proliferación de espigones e infraestructuras que han impedido la dinámica natural de las corrientes marinas».

Estos vertidos son, principalmente, de origen agrícola, en forma de abonos con gran presencia de fosfatos y «esta acumulación de nutrientes imposibles de asimilar por el ecosistema ha provocado que el Mar Menor se encuentre en una situación extrema y próximo a un punto de no retorno».

La portavoz de la plataforma, que aglutina a ciudadanos, asociaciones vecinales, profesionales y ecologistas, la totalidad de los sindicatos mayoritarios y una amplia representación de los científicos de la Región, ha manifestado que «este proceso de deterioro se inició en la década de los setenta con el ensanchamiento del canal del Estacio y se podría haber evitado si la Administración regional hubiera desarrollado el Plan de Gestión de los Espacios Naturales que alberga la laguna y hubiera ejercido un mínimo control sobre las actividades que se desarrollan en su entorno, y si la Confederación Hidrográfica del Segura hubiese impedido el continuo vertido de aguas residuales de la desalación y drenaje del Campo de Cartagena».

Más cerca del límite

Las investigaciones preliminares extraídas de la campaña realizada esta semana por las asociaciones Anse y WWF en aguas del Mar Menor confirman además que este espacio está «cada vez más cerca del límite» por el aumento de fitoplancton debido a los vertidos de nitratos agrícolas, que convierten a la laguna en una «gran sopa verde».

En un comunicado, los ecologistas han señalado que la investigación ha constatado el «preocupante estado» de los fondos lagunares del Mar Menor, y han detallado que ayer, tras realizar inmersiones a cinco metros de profundidad en la cubeta norte del Mar Menor, comprobaron la escasa visibilidad existente a menos de medio metro de distancia.

Las organizaciones alertan de que una evolución durante las próximas semanas similar a lo ocurrido en los últimos meses podría tener «consecuencias desastrosas» sobre el turismo del Mar Menor, y exigen una acción política decidida para la recuperación de «esta joya de la naturaleza» de la Región.

Anse y WWF han advertido de que durante los últimos meses, la laguna no ha logrado recuperarse de la turbidez del pasado verano, como ha ocurrido otros años, y cuando aún las temperaturas no son muy elevadas, la mayor parte de sus aguas presentan un color verde que ocupa la totalidad de la columna de agua.