El último cálculo deja en 8.000 las hectáreas quemadas en Gran Canaria y en 16.000 la zona afectada

Una vez estabilizado el avance de las llamas en Gran Canaria y Tenerife y revisada la estimación del terreno afectado por el incendio, las últimas informaciones apuntan a que el perímetro calcinado en

AGENCIAS |
Actualizado:

Una vez estabilizado el avance de las llamas en Gran Canaria y Tenerife y revisada la estimación del terreno afectado por el incendio, las últimas informaciones apuntan a que el perímetro calcinado en las dos islas más grandes del archipiélago canario ha sido finalmente menor de lo que se apreció en un principio.

En Tenerife, donde el Cabildo ha informado del hallazgo de un dispositivo de ignición que sirvió para encender el incendio declarado el pasado lunes en la isla, el fuego ha afectado a un perímetro de 78,2 kilómetros con un total de 15.562 hectáreas de los municipios de Los Realejos, San Juan de la Rambla, La Guancha, Icod de Los Vinos, Garachico, El Tanque, Los Silos, Buenavista del Norte, Santiago del Teide y Guía de Isora.

Los retenes permanecen en las zonas más afectadas por el incendio apagando algunos rebrotes registrados en área ya quemadas, como las de Fataga, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, al sur de la isla, o Barranquillo Andrés, en el municipio de Mogán, al suroeste, unas tareas que continuarán en los próximos días.

8.000 hectáreas quemadas en Gran Canaria

En cuanto a Gran Canaria, el presidente del Cabildo de la isla, José Miguel Pérez, ha señalado que la superficie quemada no llega a las 8.000 hectáreas, según las primeras estimaciones, y se espera que pueda quedar extinguido mañana. El alcance de las llamas motivó la evacuación de 5.200 personas, que ya han regresado a sus casas.

Así mismo, el perímetro de la superficie afectada por el fuego es menos de la que se estimó inicialmente, pues abarca unas 16.000 hectáreas, 4.000 menos que las estimadas inicialmente (20.000), según ha indicado Pérez, quien ha precisado que las áreas castigadas han sido la zonas más altas de la isla y de medianías del suroeste de Gran Canaria, donde se ubica la Reserva Natural de Inagua. Los cuatro

Pérez, que recorrerá mañana las cuatro zonas dañadas junto a Paulino Rivero, presidente del Gobierno canario, ha destacado que, pese a las situaciones extremas vividas estos días, no ha habido que "lamentar daños personales ni pérdidas de vidas humanas", y que ni las playas ni las zonas turísticas de las costas han resultado afectadas, sólo algunas del interior. Los cuatro municipios afectados son Tejeda, San Bartolomé de Tirajana, Mogán y La Aldea de San Nicolás.

A pesar de que el daño ha sido considerable, Pérez ha señalado que, desde el punto de vista natural, la mayor parte de la masa forestal se recuperará en un plazo razonable.

Investigación de un artefacto en Tenerife

En cuanto al dispositivo encontrado en Tenerife, que sirvió para iniciar el incendio, desde el Cabildo no se ha precisado la naturaleza del citado dispositivo, anque el hallazgo avala la teoría de que el fuego que ha asolado a diez municipios de Tenerife desde el pasado lunes fue provocado. La guardia civil investiga además a varias personas que podrían estar relacionadas con los incendios que han sacudido el norte de Tenerife en los últimos años, vigilancia que se ha estrechado después de dar con dicho dispositivo.

Desde la corporación insular se calcula que desde el mes de febrero se provoca fuego intencionadamente en el área comprendida entre Los Realejos y La Guancha cada 15 días, por lo que se ha decidido acotar la zona. Si bien ya existen sospechas claras de los supuestos pirómanos, no se procederá a su detención hasta contar con pruebas fehacientes,según las mismas fuentes.

Para el presidente del Cabildo tinerfeño, Ricardo Melchior, "no es casualidad" que el incendio forestal declarado el lunes en la isla comenzara en la zona de Los Campeches, ya que en las últimos años se han producido más de cien conatos de incendios provocados en la zona y el último 24 horas antes.

Mientras tanto, se continúa trabajando en la extinción total del incendio en la isla, que movilizó a un millar de efectivos. Doce helicópteros, tres hidroaviones, vehículos disuasorios, vamtac (vehículos de alta movilidad táctica), vehículos URO-Unimog, vehículos nodriza, autobombas y camiones autobombas se encargan de apagar los rescoldos de un incendio que arrasó 15.000 hectáreas de terreno a lo largo y ancho de 10 municipios tinerfeños.