Imagen de archivo
Imagen de archivo

Turistas franceses podrían ir a prisión por robar arena en Cerdeña

Las autoridades temen que el robo regular de arena pueda tener un impacto desproporcionado en el medio ambiente

Actualizado:

Una pareja francesa fue detenida por llevar 40 kilogramos de arena en su coche y podrían enfrentarse a seis años de cárcel, informa BBC.

Querían llevarse la arena a casa como un «souvenir» y no pensaron que estaban cometiendo un «delito grave», según han explicado. La arena blanca de Cerdeña es considerada un bien público y está estrictamente prohibido sacarla de la isla. Durante años, los residentes se han quejado por el robo de activos naturales, incluida la arena.

La pareja se enfrenta a una pena de entre uno y seis años por el delito de robo con el agravante de haber robado un bien de utilidad pública. Según una ley de 2017, el comercio de arena, guijarros y conchas es ilegal, y generalmente se castiga con multas de hasta 3000 euros.

La policía descubrió 14 botellas de plástico con arena en el maletero del todoterreno perteneciente a la pareja que había recogido la arena en la playa de Chia, en el sur de Cerdeña y que se encontraba a bordo de un ferry en Porto Torres rumbo a Toulon, Francia.

Las autoridades alertan de que varias toneladas de arena preciosa desaparecen de la isla cada año. «Las playas de arena son uno de los principales atractivos de Cerdeña. Hay dos amenazas: una se debe a la erosión, que es en parte natural y en parte inducida por el aumento del nivel del mar debido al cambio climático; la segunda es el robo de arena por parte de los turistas», confirma Pierluigi Cocco, un residente de Cagliari, y científico ambiental.