David y Lyndam durante sus vacaciones
David y Lyndam durante sus vacaciones - FACEBOOK

Un turista británico muere en Egipto y su cadáver es repatriado sin corazón ni riñones

David Humphries, de 62 años, comenzó a encontrarse mal mientras jugaba con sus nietos en la piscina

Actualizado:

David Humphries, un británico de 62 años, murió cuando estaba jugando con sus nietos en la piscina de un balneario de Egipto. Este hombre se encontraba de vacaciones junto a su esposa Lynda, su hija y sus nietos. Sin embargo, los días de descanso se vieron truncados cuando de repente enfermó. Cuando repatriaron el cuerpo al Reino Unido, un forense ordenó que se examinara el cádaver, y vieron que le habían extraído el corazón y los riñones, tal como informa The Daily Mail.

Tras el hallazgo, su esposa, Lynda Humphries, de 59 años, dice que «quiere respuestas». En el momento en el que se puso enfermo, los familiares llevaron al hombre a un hospital local, donde recibió tratamiento y murió a los pocos días. Cinco horas después del fallecimiento, se informó a la familia de que se estaba llevando a cabo una autopsia, pese a que ellos no lo habían pedido.

«Ya no confiábamos en nadie, pero nos dijeron que era una investigación policial», aseguró la hija del matrimonio. «En Egipto creen que nadie puede descansar sin corazón, así que no entiendo por qué nos harían algo así», contó.

David Humphries no es el primer británico en morir este año en Egipto. John, de 69 años, y Susan Cooper, de 64, murieron el 21 de agosto después de ponerse enfermos en una localidad dle país.