Joan Elias, rector de la Universidad de Barcelona - INÉS BAUCELLS / Vídeo: Educación universitaria de calidad y también entre las más caras de Europa, según UPPERS

El truco de la única universidad española que lidera todos los ranking internacionales

La Universidad de Barcelona ha quedado entre las 200 mejores del mundo en el prestigioso ranking de Shanghai, pero no es la única clasificación internacional que este campus lidera dentro de las españolas

MADRIDActualizado:

Da igual el ranking que se mire: Shanghai, QS, Times Higher Education... es raro no ver a la Universidad de Barcelona (UB) entre los centros españoles mejor posicionados de cualquier clasificación internacional. Y si bien hay quien relativiza el valor de los rankings, algo hará bien esta universidad catalana para destacar entre todas las nacionales. En la última edición del prestigioso ranking de Shanghai la Universidad de Barcelona es la única española entre las 200 mejores del mundo.

Su rector, Joan Elias i Garcia, cree que la UB podrá estar entre las 100 primeras del mundo, pero con ayuda. «Estamos a un paso de entrar pero con la financiación que tenemos no podemos hacer mucho», lamenta. «Falta apoyo del gobierno catalán para potenciar la universidad y la investigación».

¿Cuál es el truco de la UB para ocupar siempre los primeros puestos entre las españolas en los rankings internacionales?

El truco viene de una postura decidida desde hace casi 30 años y que se ha dirigido a estar siempre en la Champions League en investigación y también en docencia porque no tendrás buenos investigadores si antes no los has formado. El investigador principal siempre se ve en los periódicos o firmando los artículos científicos pero detrás hay grupos de 50 o 100 personas cuyo mantenimiento es fruto de un potente trabajo de formación. Los buenos profesores no son los que saben mucho sino los que son capaces de seducir a los mejores alumnos de diferentes generaciones para que dediquen su vida a la investigación.

¿Estar entre las mejores 200 universidades del mundo es una buena noticia o se puede mejorar?

Podríamos avanzar más, pero claro, necesitamos una mejor financiación. Además de rector de la Universidad de Barcelona, soy presidente de la Asociación Catalana de Universidades Públicas (ACUP) y desde allí pedimos medios para hacer una mejor universidad en Cataluña.

Muchos rectores catañanes apuntan directamente a los presupuestos de la Generalitat prorrogados desde 2017...

Sí, pero esto también podría extenderse al sistema público español. Aunque no lo pedimos de forma «gratuita», sino dando cuenta de los resultados obtenidos. Estamos a un paso de entrar entre las 100 mejores del mundo pero con la financiación que tenemos no podemos hacer mucho. Falta apoyo del gobierno catalán para potenciar la universidad y la investigación.

¿La buena posición en los rankings cuánto tiempo resistirá sin el apoyo que reclama?

Es posible que la posición empiece a empeorar porque la situación ahora mismo es crítica. Todo se puede perder si no se apuesta de forma clara por la promoción de la gente joven y con talento, que venga de todas partes del mundo, para contribuir a que esto no desaparezca.

La Universidad de Barcelona ha sacado muy buena puntuación en investigaciones citadas por otros científicos...

Siempre hemos priorizado ocupar los primeros lugares en investigación, pero apostando no solo por la cantidad sino también por la calidad. Nuestro trabajos son de altísimo nivel y tienen un fuerte impacto y muchas citas, además de tocar temas que preocupan como el cáncer, la tecnología...Nuestros grupos publican en las mejores revistas del mundo de forma sistemática pero esto no es fácil. Esto es como el Barça o el Madrid, siempre ganan y nos acostumbramos, pero no es fácil llegar hasta ahí.