Tras el rastro de Marta del Castillo: estos han sido los escenarios de la búsqueda del cuerpo

Han pasado 10 años desde su desaparición, pero las numerosas versiones ofrecidas por Miguel Carcaño han impedido a la Policía dar con los restos de Marta del Castillo

Actualizado:

El 24 de enero de 2009 Marta del Castillo, de 17 años, salió de su casa en la barriada de Tartessos en Sevilla y no volvió. Hoy se cumplen 10 años de un crimen que ha conmocionado a nuestro país. Su asesino, Miguel Carcaño, cumple condena en la cárcel de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) lejos de Sevilla, pero todavía queda un punto por esclarecer: el paradero del cadáver de la joven.

A raíz de las múltiples versiones ofrecidas por el asesino confeso, los restos se han buscado en distintos puntos del Río Guadalquivir, en el vertedero de Alcalá de Guadaira, en una zona de la localidad de Camas denominada Ruta del Agua, en otra llamada Caño Ronco, en la finca Majaloba de La Rinconada, además de en otros enclaves próximos a la capital sevillana.

Cada nuevo escenario siempre ha estado rodeado de una gran expectación social y mediática, sin embargo, durante estos 10 años todos los intentos de la Policía por dar con los restos de la joven, tal y como se observa en el mapa superior, se han visto frustrados.

Uno de los momentos de mayor esperanza para la familia, fue en 2014 cuando se hallaron en la escombrera de Camas unos restos óseos humanos que finalmente resultaron tener una antigüedad de más de 200 años.

La última búsqueda se desarrolló del 24 al 29 de mayo de 2017 en unos terrenos junto al tanatorio de Camas, un lugar donde el hermano de Carcaño realizaba prácticas de tiro por su profesión de vigilante de seguridad.

Sin embargo, de nuevo, la investigación concluyó sin éxito. El entonces delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, aseguró en ese momento que no se cesaría «nunca» en el empeño de buscar el cuerpo de Marta: «No se va a desechar ningún indicio o información que pudiera ser útil para la investigación».