Efe

Tráfico renuncia a bajar la velocidad urbana a 30km/h y regular los patinetes

El real decreto sobre medidas urbanas está listo, pero el anticipo de los comicios generales impide que concluya la recepción del veredicto de los órganos consultivos

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Gobierno de Pedro Sánchez tiene ya asumido que no podrá bajar el límite de velocidad de 50 a 30 km/h en las calles de un único carril o de un carril por sentido de circulación, que son la mayoría en las ciudades españolas, ni tampoco regular los patinetes ni obligar a los futuros conductores a ir ocho horas a clase en la autoescuela, por falta de tiempo debido al adelanto de las elecciones generales al próximo 28 de abril.

Una de las novedades en las que venía trabajando la Dirección General de Tráfico (DGT) en los últimos meses es un real decreto sobre medidas urbanas que actualmente se encuentra en una fase de consulta a órganos como el Consejo de Estado, entre otros.

Sin embargo, fuentes de la DGT indicaron a Servimedia que, a pesar de que ese real decreto está «listo», el anticipo de los comicios generales al 28 de abril impide que concluya la recepción del veredicto de los órganos consultivos.

El real decreto, que supondría modificar el Reglamento General de Circulación, fija tres límites genéricos de velocidad en las vías urbanas (actualmente hay uno y es de 50 km/h): 20 km/h para las calles de plataforma única de calzada y acera, 30 km/h para las de un único carril por sentido de circulación y 50 km/h para las de dos o más carriles por sentido (en este último caso, 40 km/h para los vehículos con mercancías peligrosas) y para las travesías. Los carriles bus o reservados para taxis u otros usuarios no cuentan en estas limitaciones genéricas.

Petición de ayuntamientos

No obstante, el real decreto recalca que los ayuntamientos puedan rebajar esos límites genéricos y subir el de 30 a 50 km/h, para lo cual deben instalar la señalización correspondiente en el plazo máximo de seis meses tras la entrada en vigor del real decreto.

Tráfico recibió meses atrás cartas de los ayuntamientos de Barcelona, Bilbao, Mádrid, Málaga, Valencia y Zaragoza pidiendo bajar el límite a 30 km/h en las calles de sentido único o un carril por sentido, y que muchos de ellos han puesto en marcha esa medida.

El real decreto supondría que incumplir los nuevos límites será considerado como infracción grave o muy grave e implicará una sanción de una multa de 100 a 600 euros y la pérdida de hasta seis puntos en el carné, según la velocidad.

Lo más significativo es que los conductores pierden ahora puntos al circular a partir de 71 km/h en las calles de un único carril o de un carril por sentido, ya que el límite actual es de 50 km/h, pero con el real decreto lo harían ya con 51 km/h.

Así, circular por una calle con un carril por sentido supondría perder dos puntos si se va a entre 51 y 60 km/h, cuatro si se hace entre 61 y 70 km/h, y seis a partir de 71 km/h.

Patinetes

Por otro lado, el real decreto también propone cambiar el Reglamento General de Vehículos para regular los vehículos de movilidad personal (entre ellos los patinetes) con el fin de que no puedan ir por las carreteras ni por las aceras, su límite máximo sea de 25 km/h y necesiten de un certificado de circulación específico.

Fuentes de la DGT indicaron a Servimedia que tampoco llegará al Consejo de Ministros antes de las elecciones generales una reforma puntual del Reglamento General de Conductores para que las personas que quieran obtener cualquier permiso de conducir tengan que estar obligadas a recibir ocho horas presenciales de formación en la autoescuela, algo que Tráfico quería impulsar para evitar que los futuros conductores se saquen el carné haciendo test en casa o mediante cursos ‘online’.