Imagen de una de las escenas de la campaña de prevención de accidentes de tráfico de 2001 donde se muestran los resultados de una conducción fatal. ABC

Tráfico apoya una red ciclista nacional para fomentar la seguridad vial

El director general de Tráfico, Carlos Muñoz-Repiso, apoyó la propuesta de varios grupos políticos de crear una red ciclista nacional para incrementar la seguridad vial. Muñoz-Repiso, que presentó ayer la Campaña de Seguridad 2001, señaló que las antiguas vías de los ferrocarriles podrían convertirse en carriles-bici, con lo que se conseguiría separar a los ciclistas de los automóviles.

MADRID. M. Oliver
Actualizado:

El director general de Tráfico, Carlos Muñoz-Repiso, se mostró dispuesto a apoyar la propuesta presentada por el grupo parlamentario catalán en el Congreso por el que insta al Gobierno a impulsar la creación de una red ciclista estatal. Muñoz-Repiso señaló que esta idea le parece «fantástica», ya que sería «muy práctica». Para Muñoz-Repiso la seguridad total de los ciclistas se conseguirá cuando se «deslinde la red de coches de la red de ciclistas». En este sentido, propuso la idea de desmantelar las antiguas vías de tren y habilitarlas para el deporte de las dos ruedas, ya que incrementaría la seguridad vial y preservaría el medio ambiente. «Creo que es la solución perfecta -apuntó-. Sin embargo si no puede hacerse, también podría plantearse la construcción de pequeños muros que separen el arcén de las carreteras».

CAMPAÑA DE PREVENCIÓN 2001

Carlos Muñoz-Repiso realizó estas declaraciones en la presentación de la campaña de prevención de accidentes de este año. La Dirección General de Tráfico ha invertido en ella un total de 2.100 millones de pesetas y comenzará hoy a difundirse en prensa, televisión e internet. La campaña, con el título «Cumple las normas. Tú sí puedes evitarlo», vuelve a recuperar las imágenes duras de los accidentes en las carreteras para recordar que «no son accidentales, sino que se pueden evitar» si se cumplen las normas de circulación. Además, compara el dolor que producen con el sufrimiento que generan enfermedades que, en su mayoría, son inevitables.

La empresa que ha diseñado la campaña continúa la línea que se retomó el año pasado, cuando la DGT decidió mostrar de forma realista y dramática las consecuencias de los accidentes, desde el momento de producirse, hasta sus secuelas físicas y su trascendencia social y familiar. Los cuatro anuncios de esta campaña intentan mostrar la analogía y comparación del dolor que producen las consecuencias de los accidentes, evitables si se cumplen las normas, frente al sufrimiento que producen enfermedades o patologías en las que su origen y resultado son inevitables. Las víctimas son un peatón, el conductor de un turismo, la pasajera de una motocicleta y un ciclista. En todos ellos muestra los efectos de un accidente que puede evitarse. Los anuncios, de 30 segundos de duración cada uno, reflejan la comparación de las consecuencias análogas cuyo origen tiene causas diferentes, evitables e inevitables, y las enfermedades respectivamente.

Por otra parte, el director general de Tráfico señaló que el cinturón de seguridad «está mucho más asimilado en las carreteras aunque su eficacia es mucho mayor en la ciudad». Además, señaló que el casco se usa en la carretera, mientras que todavía es una «asignatura pendiente en las ciudades». En este caso, indicó que las mujeres suelen ser las que menos respetan la norma de utilizar el casco «porque tienen el pelo largo y no quieren despeinarse».

EVITAR LA DISTRACCIÓN

Tráfico también pretende realizar el próximo verano una campaña intercalada centrada en la distracción y en la falta de atención en la conducción. Se pretende trasladar el mensaje de que el cumplimiento de las normas es uno de los medios más efectivos para reducir la cantidad y gravedad de los accidentes. La campaña coincide con el comienzo de la operación salida de Semana Santa, «que es la época del año donde se concentran más coches».