Arteixo, esta tarde de 9 de diciembre en La Coruña. La peor parte de la primera tormenta con DNI, Ana, se la llevará el norte de España - EFE
La primera borrasca con nombre

Ana trae 24 horas de vientos huracanados de 120 km/h, lluvia y temporal marítimo

Ninguna provincia española, salvo las provincias canarias, escaparán a los efectos de esta potente borrasca

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Serán poco más de 24 horas, pero el paso de la borrasca Ana al norte del Cantábrico traerá a la Península y Baleares un temporal con mayúsculas. A medida que se acerca este frente activo asociado a Ana, una borrasca profunda que se formará mediante un proceso de ciclogénesis explosiva durante la tarde de este domingo en las cercanías del noroeste peninsular, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha ampliado sus avisos naranja y amarillo, que ya no se circunscriben solo a la mitad norte peninsular y Baleares, sino que abarcan casi todo el territorio, salvo Canarias, y que el lunes serán en su mayoría de color naranja.

Así, este domingo están en alerta naranja por vientos y lluvias fuertes -así como intenso oleaje en las zonas costeras- en ocho comunidades autónomas (Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, Castilla y León y Madrid), así como en las provincias de Cáceres, Toledo, Ciudad Real y Guadalajara.

A medida que la borrasca se vaya desplazando, los peores efectos se notarán más hacia el sur y el este peninsular, donde las alertas se activan ya a partir de la noche del domingo y la madrugada del lunes. De ahí que los avisos naranjas y amarillos ocupen este lunes toda la Península, no se salva ninguna provincia, y Baleares.

Y es que, según el aviso especial de Aemet, el frente asociado a Ana es muy activo y dará lugar a vientos muy fuertes, muy mal estado de la mar y lluvias fuertes y/o persistentes. Si en el anterior aviso emitido por Meteorología la probabilidad era del 70%, el último ya la eleva al 90%, así que será difícil escapar a los efectos de esta primera borrasca con nombre, una iniciativa de los servicios meteorológicos de España, Francia y Portugal para llamar la atención de la población ante borrascas susceptibles de causar daños importantes a bienes y personas.

Rachas superiores a 120 km/h

Y estos efectos son vientos que pueden llegar a ser huracanados, temporal marítimo y lluvias abundantes. El viento soplará fuerte o muy fuerte del oeste y suroeste en amplias zonas de la Península y en Baleares, con rachas que podrán superar los 90-100 km/h, o incluso 110-120 km/h en zonas montañosas, Galicia y zonas próximas. Tras el paso del frente el viento irá amainando de oeste a este a lo largo de mañana lunes, a partir del mediodía, si bien los avisos en Baleares se extienden hasta las 6 de la tarde.

En cuanto a las precipitaciones, éstas serán abundantes en gran parte del territorio peninsular, y podrán ser localmente fuertes y/o persistentes sobre todo en el noroeste y en zonas montañosas, donde podrían alcanzarse o superarse los 80-100 litros por metro cuadrado, especialmente en Galicia. Las precipitaciones serán débiles y dispersas en Baleares y en el litoral valenciano y murciano. Las lluvias tenderán a disminuir de oeste a este a lo largo del lunes. La cota de nieve será alta al principio, quedando la nieve circunscrita tan solo a zonas de alta montaña, para bajar rápidamente tras el paso del frente hasta los 700-1000 metros en la mitad norte conforme las precipitaciones vayan debilitándose.

También será significativo el mal estado de la mar afectando a todas las zonas costeras y marítimas alrededor de la Península y Baleares. Se esperan vientos del oeste y suroeste fuerza 7 a 8, ocasionalmente 9, en las costas de Galicia y Cantábrico, con olas de mar combinada de 5 a 7 metros. En las costas de Andalucía y Mediterráneo se prevé fuerza 7 a 8, y olas de 3 a 5 metros.

Máxima prudencia en la carretera

La llegada de la borrasca Ana coincide con el regreso del largo puente de la Constitución, por lo que el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha pedido máxima prudencia, pues «las previsiones climatológicas adversas» aventuran «un riesgo elevado» en las carreteras. Ante esta situación, la DGT intensificará las advertencias y avisos de riesgo en los paneles, dijo.

Desde Protección Civil se recomienda procurar evitar los desplazamientos por carretera; retirar macetas y todos aquellos objetos que puedan caer a la calle, y si es necesario salir alejarse de cornisas, muros o árboles.