Vídeo facilitado por el Ministerio del Interior

Todo lo que no debemos hacer cuando se produce un terremoto

La solidaridad ciudadana hace que muchas personas se acerquen al lugar del sismo, justo lo contrario de lo que recomiendan desde el Ministerio del Interior

MadridActualizado:

Pese a que anualmente se registran una media de 6.000 terremotos, España no es un país que esté en riesgo. La mayoría se concentran principalmente en el sureste peninsular (Granada es una de las provincias con mayor índice de peligrosidad sísmica), en el área pirenaica y en el archipiélago de las Canarias.

Suelen ser de baja magnitud aunque en la última década se han producido sismos muy graves. El más reciente fue el de Melilla en 2016. No obstante, el más intenso y cercano en el tiempo en nuestro país es el terremoto de Lorca. Nueve personas murieron y 324 resultaron heridas, además de los daños materiales en la ciudad y su patrimonio cultural.

Cuando se produce un terremoto es frecuente que la población se desplace al escenario por solidaridad. Esto es lo contrario a las recomendaciones del Ministerio del Interior. Alberto Herrera, director general de Protección Civil y Emergencias, señala que, aunque «lo hacen con la intención de ayudar, no hay que ir a las zonas afectadas».

Isabel Goicochea, subsecretaria de Interior, ha explicado que este apoyo a los efectivos debe hacerse de manera organizada. «Tenemos establecidos los protocolos. Si la ayuda está planificada llegará antes, mejor y será más eficaz», ha asegurado en un acto en el que han presentado un vídeo que indica cómo reaccionar en caso de que se produzca un terremoto.

Desde el terremoto de Lorca las administraciones han hecho un esfuerzo para prepararse mejor ante este tipo de fenómenos

Las claves son mantener la calma y buscar puntos seguros. Las cornisas son elementos que se pueden desprender y pueden provocar daños, por lo que «si estás dentro de un edificio no hay que salir. Las zonas de entrada y salida son peligrosas», advierte Herrera. En el exterior los expertos recomiendan dirigirse a espacios abiertos lejos de construcciones, semáforos, farolas, tendidos eléctricos o árboles.

En el interior de los edificios recomiendan ponerse debajo de algún mueble resistente o junto a un muro de carga lejos de cristales, espejos o muebles que puedan caerse. Como medida de protección también aconsejan asegurar las estanterías y armarios a las paredes y comprobar que la vivienda, el lugar de trabajo y el colegio de los niños cumple la normativa sismo-resistente.

Además, después de que se produzca el terremoto una de las recomendaciones más importantes, según la subsecretaria de Interior, para que no haya riesgos asociados es la de cerrar el gas y cortar la electricidad. «Puede haber un colapso de estructura, pero como haya tuberías que transportan gas dañadas y alguien encienda un pitillo, habrá una explosión», añadió Goicoechea.

La presentación del vídeo se enmarca en la Campaña audiovisual iniciada por la Dirección General de Protección Civil y Emergencias en internet y redes sociales para hacer llegar a los ciudadanos una serie de recomendaciones con medidas de autoprotección.

Los perros, fundamentales en la localización

Este evento ha coincidido con la realización del curso organizado por la Escuela Española de Salvamento y Detección con Perros en el campo de estructuras colapsadas de Madrd, uno de los mejores de Europa y el único en España de estas características.

Guía de Protección Civil y su perro en un entrenamiento
Guía de Protección Civil y su perro en un entrenamiento - Ministerio del Interior

Ángel Gutiérrez, responsable de intervención de este organismo, ha señalado que si no se localiza a la víctima no hay rescate y los perros son la manera más rápida de salvarlas. Además, estos animales están entrenados para distinguir, a través del olor, las personas que están vivas y las que ya han fallecido para una mayor eficacia.

La tecnología también ayuda. Los equipos de rescate utilizan collares para los perros que son perseguidos por drones de manera automática. Así saben dónde están y en qué lugar exacto se encuentra la víctima.

Esta exhibición se celebra la misma semana en la que se cumplen ocho años del terremoto de Lorca. Alberto Herrera afirmó que «este tipo de episodios nos sirvió para aprender. Lo que también generó fue una mayor preocupación por la preparación de los intervinientes, de los efectivos y de cómo reaccionar por parte de los profesionales de la protección civil para atender esas emergencias». Según el director general de Protección Civil y Emergencias, desde entonces todas las administraciones han hecho un esfuerzo importante a todos los niveles para que cada vez estemos mejor preparados para atender este tipo de fenómenos que son «complicados».