Un texto repleto de citas de Marx, San Francisco y Bernardo de Claraval

La segunda encíclica del Pontificado de Benedicto XVI, dedicada a la virtud de la esperanza es, además de un texto de fácil y ágil lectura, un documento repleto de citas de los autores más variados

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La segunda encíclica del Pontificado de Benedicto XVI, dedicada a la virtud de la esperanza es, además de un texto de fácil y ágil lectura, un documento repleto de citas de los autores más variados. Así, a lo largo de sus 77 páginas, divididas en doce apartados, Benedicto XVI utiliza por igual las Sagradas Escrituras -está inspirada en la Carta del Apóstol San Pablo a los Romanos- que filósofos, intelectuales o revolucionarios tan alejados de la fe católica como Francis Bacon, Martín Lutero, Marx, Lenin o Dostoievsky. El Pontífice rinde en las páginas de «Spe Salvi» un homenaje al cardenal Van Thuan, ejemplo de esperanza ante el sufrimiento, y a la sudanesa Bakhita, canonizada por Juan Pablo II. También se encuentran citas de algunos de los grandes renovadores de la Iglesia, como San Francisco de Asís y San Bernardo de Claraval, y concluye con una advocación a María, «estrella de la esperanza».