José Francisco Serrano Oceja

La tentación del juvelinismo

El 55 por ciento de los jóvenes españoles declaran no tener religión alguna

José Francisco Serrano Oceja
MadridActualizado:

Los resultados de un reciente estudio europeo sobre los jóvenes y la religión pronostican una Europa futura de dos velocidades respecto a un proceso de secularización imparable. El trabajo, realizado en la Universidad de St. Mary en el Reino Unido con datos de la Encuesta Social Europea, destaca una mayor presencia de jóvenes que se confiesan creyentes en Polonia, Lituania, Eslovenia e Irlanda frente a países como Reino Unido y Francia, en los que la afiliación religiosa no alcanza el treinta por ciento. Sobre España, el estudio señala que el 55 por ciento de los jóvenes declaran no tener religión alguna, el 60 por ciento no asisten con frecuencia a oficios religiosos y el 64 por ciento afirman no rezar de forma habitual.

La celebración del próximo Sínodo de los Obispos dedicado a los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional será una buena oportunidad para preguntarse en qué punto se ha quebrado la transmisión de la fe a las nuevas generaciones. Un hecho que está relacionado con la crisis de la capacidad de una generación de adultos de educar a sus hijos. Muchas han sido las actividades preparatorias de esta asamblea episcopal. Hasta ahora ha predominado la perspectiva de lo que viven y piensan los jóvenes. No estaría de más recuperar, en estos momentos, algo de lo que se dijo en el Congreso Nacional de Pastoral Juvenil de 2012 en Valencia.

La tentación para determiandos sectores de Iglesia sería plegarse a la fascinación social del juvelinismo, a la adulación de la juventud. También a la propuesta de un «cristianismo de baja intensidad». Transmitir la fe a los jóvenes significa recordar que el anuncio del amor de Dios funda la autoestima. Esperemos que el Sinodo se convierta en una nueva oportunidad –en palabras de Benedicto XVI- para que la Iglesia ayude a los jóvenes a valorar los recursos que llevan dentro de sí; ponerlos en contacto con propuestas llenas de humanidad y de valores evangélicos e impulsarlos a insertarse en la sociedad como parte activa a través del trabajo y el compormiso en favor del bien de todos.

José Francisco Serrano OcejaTodos los artículos de José Francisco Serrano Oceja

José Francisco Serrano OcejaJosé Francisco Serrano OcejaArticulista de OpiniónJosé Francisco Serrano Oceja