R. CARMONA  Los estanqueros esperan que el precio más bajo se sitúe en 1,80 euros

Las tabacaleras elevan los precios a niveles previos a su guerra comercial

Philip Morris y Altadis trasladan al consumidor el coste de la última subida fiscal dictaminada por el Gobierno, la tercera en tan solo seis meses

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

ABC

MADRID. Las dos principales tabaqueras subirán los precios de las cajetillas que fabrican, presumiblemente hoy, a los niveles que mantenían hace un mes, justo cuando se desató la mayor guerra comercial de la última década. Philip Morris y Altadis responden así a la tercera subida fiscal del Gobierno en tan sólo seis meses y ponen fin a las sucesivas bajadas de precios que habían marcado como respuesta a la aprobación de la ley antitabaco.

Philip Morris retorna a los precios que tenía hace un mes, trasladando al consumidor el incremento de la fiscalidad. La cajetilla más vendida en el mercado español, Marlboro, pasará a costar 2,75 euros; Chesterfield, 2,40; y L&M, 2,20. Por su parte, su principal competidora, la hispano-francesa Altadis, situará el precio de Fortuna, Nobel y Ducados en 2,20 euros, mientras que Ducados rubio pasará a costar dos euros. Esta última marca es la cajetilla que dentro de la oferta de tabaco barato más vende en el mercado español.

Las decisiones de Philip Morris y Altadis anticipan los movimientos que tienen que hacer esta misma semana Japan Tobacco International Iberica (Camel y Winston) y British American Tobacco (Lucky Strike). La reacción de las tabaqueras está mediatizada por la subida fiscal que aprobó el Gobierno a través de un decreto ley el pasado viernes. El incremento de la fiscalidad sobre el tabaco se plasmó en la elevación de los tipos «ad valorem» y específico, así como en la creación de un nuevo impuesto, un nivel mínimo de imposición de 55 euros por cada mil cigarrillos, con el objetivo de encarecer a un mínimo de 1,60 euros la marca más económica.

Pese al incremento de la fiscalidad y de los precios, España sigue siendo uno de los países de la Unión Europea que tienen más barato el tabaco. Por ejemplo, el precio de la marca más vendida varía en más de seis euros, entre los 1,07 euros que cuesta en Letonia y los 7,50 que representa la misma en el Reino Unido. Respecto al precio de las cajetillas más baratas, sólo Grecia tiene costes más bajos que nuestro país. En España aún se pueden comprar paquetes a 1,20 euros, aunque el martes ya se produjo la primera subida de este tipo de tabaco al entorno de los 1,35 y 2 euros, anticipando también un movimiento de precios entre los productores.