Los destrozos causados por las inundaciones
Los destrozos causados por las inundaciones - REUTERS

Un superviviente de las inundaciones de Laos: «Había muchos cuerpos flotando»

La rotura de la presa ha provocado que los ríos en el país vecino, Camboya, alcancen niveles peligrosos, con la consecuente evacuación de más de mil familias

VientiánActualizado:

Miles de personas en el norte de Camboya han sido evacuadas tras la rotura de la presa en Laos, puesto que ha provocado que los ríos se inunden mucho, alcanzando incluso niveles peligrosos.

Las autoridades de la provincia de Stung Treng (en el noreste de Camboya) evacuaron de emergencia a 1.200 familias de 17 municipios después de que los ríos de la zona alcanzaran niveles muy elevados, consecuencia de las inundaciones provocadas por la presa en el país vecino.

Según los informes, la rotura de la represa provocó la muerte de al menos 27 personas, según los últimos datos recogidos por AFP, aunque el primer ministro dijo el miércoles que solo una persona había muerto hasta el momento. Sin embargo, son cientas las personas que se encuentran todavía desaparecidas, por lo que se teme por sus vidas.

«Diecisiete aldeas se han inundado debido a la rotura de la presa de Laos», ha dicho el portavoz de la provincia de Stung Treng, Men Kong, a AFP. «Hemos evacuado a 5.600 aldeanos porque sus casas estaban sumergidas», ha asegurado, sin confirmar si hay personas muertas o desaparecidas.

Tres días después de la tragedia, los equipos de rescate, incluidos refuerzos enviados por China, Vietnam y Tailandia, continúan trabajando en la búsqueda de desaparecidos y distribuyendo suministros.

Algunas carreteras han desaparecido por completo, mientras que los daños que las inundaciones han provocado en otras son prácticamente irreparables. En las aldeas de Laos más afectadas, los residentes tratan de salvar todo lo que pueden.

Pero en el área más afectada se ha prohibido la entrada a los medios, tal como asegura un equipo de AFP.

«Vi muchos cuerpos... Había cuerpos flotando...», cuenta a AFP un aldeano de unos 40 años que logró huir de la aldea de Ban May. Asegura que los aldeanos están aislados, rodeados de agua, en una montaña cerca del pueblo, esperando que llegue la ayuda.

Muchas personas se quejan de la tardanza para reaccionar de las autoridades. Pero ahora además hay otra polémica, pues aseguran que el daño en la estructura de la presa había sido detectado días antes sin que tuviera en cuenta ninguna prevención.