A ritmo vertiginoso, las ventas del Día del Soltero se muestran en una pantalla gigante de Alibaba
A ritmo vertiginoso, las ventas del Día del Soltero se muestran en una pantalla gigante de Alibaba - PABLO M. DÍEZ

Día del Soltero 2018El Día del Soltero chino bate su récord al vender en internet 27.000 millones de euros

El gigante del comercio electrónico Alibaba recibe mil millones de pedidos en la mayor jornada consumista del mundo

Actualizado:

Ni siquiera la guerra comercial con Estados Unidos por los aranceles de Trump, que ya está afectando a la economía, ha podido mermar el ansia consumista de los chinos. Batiendo su propio récord del año pasado, este domingo se han gastado 213.500 millones de yuanes (27.000 millones de euros) durante el Día del Soltero, la mayor jornada de ventas por internet del mundo. Superando con creces las ventas combinadas del «Viernes Negro» y el «Ciberlunes» de Estados Unidos, esta fiesta desbocada del consumismo a golpe de clic ha celebrado su décima edición sin resentirse de la ralentización de la economía china. Buena prueba de ello es que, cuando todavía faltaban ocho horas para la medianoche, ya se habían superado los 168.200 millones de yuanes (21.328 millones de euros) facturados en 2017 durante esta misma jornada del 11-11.

Creado en 2009 como respuesta al Día de San Valentín para que los solteros curaran su falta de amor con las compras, esta jornada se ha convertido en una orgía consumista que refleja a la perfección la evolución económica y social de China. Aunque el país sigue dirigido por un régimen que se define como comunista, se ha entregado al capitalismo más salvaje y subido al carro de los últimos adelantos tecnológicos gracias a su extraordinario crecimiento económico. Con una creciente clase media y 800 millones de internautas, China lidera las ventas mundiales por internet, efectuadas sobre todo con el teléfono móvil. Apoyándose en la abundancia de artículos baratos que se fabrican en este país, han proliferado las plataformas de comercio electrónico, que emplean a legiones de repartidores por unos exiguos salarios. En un solo día, en China se vende bastante más de lo que muchas multinacionales facturan en todo un año o que el Producto Interior Bruto (PIB) de un buen número de países.

Si en 2009 participaron solo 27 empresas, que facturaron en un día 52 millones de yuanes (6,6 millones de euros) ofreciendo descuentos del 50% y los envíos gratuitos, este año lo hacen más de 180.000 marcas. Con millones de productos en las plataformas del gigante de ventas por internet Alibaba, como Tmall, Taobao y AliExpress para el extranjero, las compañías y los vendedores particulares llevan tres semanas anunciando promociones especiales para que los 600 millones de clientes que congregan estos portales hagan sus pedidos. Divididos en 3.900 categorías, se comercializan productos importados de 75 países, entre ellos España. Además de los artículos vendidos por importadores chinos en el gigantesco zoco virtual que es Taobao, 80 empresas españolas están presentes en el portal de marcas Tmall, como Zara, Mango y Osborne, que participa por primera vez en las ofertas del Día del Soltero. Animadas por su éxito durante la edición anterior, este año destacan cuatro marcas de dermocomésticos que ofrecen promociones especiales: Sesderma, Martiderm, Singuladerm e Isdin.

Junto a Alibaba, el otro gigante chino del comercio electrónico es JD, que pugna por acceder a esta clase media cada vez más consumista y exigente. Por eso, en los portales de internet de ambas firmas se puede encontrar de todo, desde ropa, comida, cosméticos, electrodomésticos y utensilios para el hogar hasta coches, casas y yates.

Para promocionar las ventas, Alibaba organizó el sábado una gala televisada en la que participaron la cantante Mariah Carey, la modelo Miranda Kerr, el Circo del Sol y el pianista Lan Lan, así como otras estrellas chinas.

«Este año marca el décimo aniversario del 11-11. A lomos de la explosiva transformación digital de China, el asombroso auge de esta fiesta durante la última década ha alimentado el firme crecimiento del consumo de calidad buscado por los compradores chinos», valoró en un comunicado el consejero delegado de Alibaba, Daniel Zhang. Inspirándose en las fiestas que organizaban los solteros de la Universidad de Nankín (Nanjing) en los años 90, que se hacían regalos para mitigar su soledad, Zhang es el promotor de este macrofestival del consumo cibernético. Cuando Jack Ma, el cofundador de Alibaba y uno de los magnates más ricos de China, deje su presidencia en un año, Daniel Zhang le sucederá al frente de este imperio. Con 86.000 empleados y una capitalización de 420.000 millones de dólares (363.000 millones de euros) en Wall Street, donde batió un récord cuando salió a Bolsa en 2014, Alibaba está presente en numerosas industrias, desde el cine hasta las publicaciones. Pero el 85% de sus ingresos, que ascendieron el último año fiscal a 250.000 millones de yuanes (31.700 millones de euros), procede del comercio por internet, que cada 11 de noviembre se dispara en China durante este Día del Soltero.

Tras una cuenta atrás a las doce de la noche (cinco de las tarde del sábado, hora peninsular española), empezaron las ventas. A los dos minutos ya se habían vendido 10.000 millones de yuanes (1.267 millones de euros). A los quince, 40.000 millones de yuanes (5.000 millones de euros). A los 35 minutos se había superado todo lo que se facturó en 2014: 57.100 millones de yuanes (7.240 millones de euros), como mostraban los números electrónicos que corrían sin cesar en una pantalla gigante montada en el centro de prensa que Alibaba ha preparado para los periodistas invitados a cubrir este evento. En solo una hora se superaban los 10.000 millones de dólares (8.500 millones de euros). En el ecuador de la jornada, la facturación alcanzaba los 149.000 millones de yuanes (18.900 millones de euros). Muy cerca de la recaudación del año pasado, dicho récord fue batido cuando todavía quedaban por delante ocho horas para seguir comprando.