Solo uno de cada cinco vascos apoya la independencia
Solo uno de cada cinco vascos apoya la independencia - Reuters

Solo el 22% de los vascos desea la independencia

El secesionismo ha retrocedido ocho puntos en el último bienio en la Comunidad Autónoma

BilbaoActualizado:

El independentismo pierde terreno en el País Vasco. Apenas una de cada cinco personas, un 22% de la población total, desea abiertamente la ruptura con el resto de España, lo que supone un retroceso de ocho puntos porcentuales respecto al año 2014. Así lo acredita el último estudio sociológico del Gobierno autonómico, que ha tomado como muestra a 2.567 ciudadanos procedentes de distintas zonas de la región.

El discurso de las fuerzas soberanistas no ha calado en la sociedad vasca, que, sin embargo, mostraría una mayor disposición a cortar las relaciones con el resto del país si se cumplen ciertos requisitos. En concreto, tres de cada diez encuestados admiten que su actual «no» podría variar en función de las circunstancias, un 3% más que el trimestre anterior.

Por otra parte, el estudio revela que el montante de personas que está en desacuerdo total con el independentismo se sitúa en el 31%, lo que lo devuelve a los niveles de 2015 (32%) después de sufrir una importante mejora a lo largo del año.

Disconformidad en torno a la situación política

En lo que se refiere a la situación política de la Comunidad, casi uno de cada dos encuestados, el 45%, considera que es «buena», mientras que para el 35% es «mala». Unos resultados que dan buena muestra de la divergencia que existe en este ámbito. Solo dos de cada cien afirman que es «muy buena», y un 8% la cataloga como «muy mala».

En términos nacionales, ninguna de las más de 2.500 personas consultadas cataloga la situación política de España como «muy buena». De hecho, la mayor parte la considera «muy mala» (55%) o «mala» (33%).

El trabajo, la mayor preocupación

El trabajo es el mayor quebradero de cabeza para los vascos, según el estudio realizado por el Gobierno autonómico. El 49% de los encuestados así lo corrobora, mientras que alrededor de dos de cada diez afirma que su máxima preocupación son los problemas económicos. La sanidad queda relegada a la tercera plaza (11%), seguida de la educación (7%) y la vivienda (6%).

Por otro lado, solo al 1% de la población vasca le preocupan los asuntos relacionados con la situación lingüística de la Comunidad Autónoma, la violencia contra las mujeres y el medio ambiente.