Un gran iceberg azulen el Mar de Weddell. La pérdida de hielo «milenario» en los polos podría estar llegando «a un punto sin retorno»
Un gran iceberg azulen el Mar de Weddell. La pérdida de hielo «milenario» en los polos podría estar llegando «a un punto sin retorno» - EFE
Medio familia

Simposio Planeta Viviente (ESA): el futuro está en el cielo

Científicos advierten de las graves consecuencias de la desaparición en quince años del hielo de los Polos

Berlín Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«En quince años, el hielo (de los Polos) puede desaparecer en el verano» ha comentado Volker Liebig, del Programas de Observación de la Tierra de la Agencia Espacial Europea (ESA). Y sin el hielo, no se reflejarán las radiaciones solares aumentando el calentamiento ha apuntado Wolfram Mauser, presidente del Centro Europeo de Astronomía Espacial (ESAC). Los científicos –alemán y austríaco, respectivamente– han hecho esta advertencia –entre otras– en la intervención durante la inauguración en Praga del V «Living Planet» 2016, un congreso sobre la observación de la Tierra organizado por ESA que reúne a 3300 expertos de 85 países.

El simposio que se realiza hasta el viernes próximo en el Palacio de Congresos de la capital checa con la colaboración de los ministerios de Transporte, de Medioambiente y de Educación y de la Universidad Carolina, fue inaugurado por el primer ministro de la República Checa, Bohuslav Sobotka: «Las actividades espaciales no sólo se limitan a unos pocos científicos, sino que se han vuelto muy importantes para la economía nacional» ha comentado Sobotka agregando que «generan nuevas tecnologías, productos con valor añadido y tienen un gran impacto en las innovaciones en el ámbito de la industria, así como en la sociedad». En la inauguración se ha recordado también que el primer europeo en viajar al espacio en 1978 fue el checo Vladimír Remek.

Ediciones anteriores de Planeta Viviente se realizaron en Salzburgo (2004), Montreux (2007), Bergen (2010) y Edimburgo (2013), y se han centrado en advertir los efectos del cambio climático basado en las observaciones desde el espacio con ayuda de los satélites Goce, Swarn, CryoSat y Smos. El CryoSat ha detectado que entre 1980 y 2015 la superficie de hielo de la Tierra ha pasado de 7 millones de kilómetros cuadrados a sólo 3 millones: «La pérdida de volumen de hielo en Groenlandia es dramática», ha indicado el austríaco Mauser acerca de un territorio que lleva una pérdida acumulada de 1.200 kilómetros cúbicos de hielo hasta 2015.

Conflicto en Siria

Los expertos de la ESA también han llamado la atención acerca de la caída de las reservas de agua en algunas zonas del planeta, algo que se ha subestimado como factor de generación de conflictos: «El cambio de las reservas de agua observado por los campos de gravedad (con ayuda del satélite Goce) se observa en Siria y esto ha afectado el conflicto desde 2010», ha explicado Mauser.

Según el científico austríaco, hubo una «caída repentina desde 2007 en el acceso al agua», un factor al que los sirios no han podido adaptarse –no así el caso de los jordanos– y que ha producido un desplazamiento de dos millones de personas a las ciudades. Según Mauser, el papel del acceso al agua se ha subestimado en la gestión del conflicto sirio.