Siete iconos del Patrimonio Mundial amenazados por el cambio climático

El aumento de las temperaturas y del nivel del mar pone en riesgo 31 lugares de un valor universal excepcional

A. ACOSTA
MadridActualizado:
12345678
  1. 1. Yellowstone (EE.UU.)

    El cambio climático se está convirtiendo en uno de los riesgos más significativos para los sitios Patrimonio Mundial. Un nuevo informe publicado conjuntamente por la Unesco, el Programa de la ONU para el Medio Ambiente y la Unión de Científicos Preocupados (UCS, por sus siglas en inglés) enumera 31 sitios de Patrimonio Mundial natural y cultural en 29 países que son vulnerables al aumento de las temperaturas, el derretimiento de glaciares, el aumento del nivel del mar, la intensificación de los fenómenos climáticos adversos, sequías, etc.

    Lugares tan emblemáticos e importantes para el turismo como Venecia, Stonehenge o las Islas Galápagos, y otros sitios del Patrimonio mundial, como Cartagena de Indias (Colombia), y el Parque Nacional de Shiretoko en Japón están ya sufriendo los impactos del calentamiento global.

    «El cambio climático está afectando a los sitios del Patrimonio Mundial en todo el mundo», dice Adam Markham, autor principal del informe y subdirector del Programa de Clima y Energía de UCS. «Algunas estatuas de la Isla de Pascua están en riesgo de perderse en el mar debido a la erosión costera. Muchos de los arrecifes de coral más importantes del mundo, incluyendo en las islas de Nueva Caledonia en el Pacífico occidental, han sufrido decoloración de los corales sin precedentes relacionados con el cambio climático este año. El cambio climático podría llegar incluso que algunos sitios del Patrimonio Mundial pierdan su condición». Aquí destacamos diez de estos lugares de un valor universal excepcional.

    El primer parque nacional

    El primer parque nacional de Estados Unidos y a nivel mundial, se creó en 1872, alberga imponentes paisajes en sus 9.000 kilómetros cuadrados, con especial atención a las atracciones geotérmicas. Los visitantes llegan al parque no solo por esos gloriosos paisajes, géiseres y aguas termales espectaculares (como la Grand Prismatic Spring), sino también por la oportunidad de ver manadas de bisontes y otros animales salvajes, como alces, lobos y osos. El Parque Nacional de Yellowstone forma el núcleo de uno de los últimos ecosistemas intactos que quedan.

    Las temperaturas medias en el parque han estado aumentando a 0.17ºC por década desde 1948. Las proyecciones hablan de que las temperaturas medias de primavera y verano aumentarán entre 4 y 5,6ºC a final de siglo, convirtiendo los veranos calurosos y secos en la norma. Ann Rodman, científica del parque nacional, lo tiene claro: «Esto es más grande que cualquier cosa a la que nos hemos enfrentado alguna vez y tiene el potencial de afectar a todo lo que se ve cuando se llega a Yellowstone».

  2. 2. Stonehenge (Reino Unido)

    Los monumentos neolíticos de las Islas Orcadas, frente a la costa norte de Escocia, y de Stonehenge y Avebury, en el sur de Inglaterra, se encuentran entre los más notables vestigios de la Edad de Piedra. Stonehenge es el círculo de piedra de arquitectura más sofisticada en el planeta, y Avebury es el más grande.

    El cambio climático alterará las condiciones ambientales en estos monumentos y sus paisajes asociados, el grado de amenaza dependerá de la capacidad de gestionar estos cambios. En Orkney, el aumento del nivel del mar, una mayor frecuencia de las tormentas y la aceleración de la erosión costera son las principales amenazas, mientras que Stonehenge y Avebury pueden ser sensibles a los cada vez más frecuentes fenómenos meteorológicos extremos, como las tormentas e inundaciones.

  3. 3. Komodo (Indonesia)

    Las islas del Parque Nacional de Komodo contienen ecosistemas de gran biodiversidad, incluyendo manglares, arrecifes de coral, sabana seca y bosques tropicales, pero son más famosas por el dragón de Komodo, la especie más grande de lagarto y que no existe en ninguna otra parte del mundo.

    El aumento de las lluvias asociadas al cambio climático en las normalmente secas islas de Komodo podría inundar las zonas de cría de los lagartos y cambiar la vegetación hacia hábitats menos apropiados para ellos. Mientras tanto, la acidificación del océano y el aumento de las temperaturas suponen una amenaza para los arrecifes de coral, y la elevación del nivel del mar pone en riesgo los bosques de manglares.

  4. 4. Venecia (Italia)

    Venecia es uno de los sitios de Patrimonio Mundial en mayor amenaza por el aumento del nivel del mar, con importantes implicaciones para su floreciente industria turística. Este extraordinario conjunto de arquitectura bizantina, gótica, renacentista y barroca está bajo amenaza inmediata por la subida del nivel del mar. Las aguas de Venecia han aumentado en unos 30 centímetros desde el final del siglo XIX.

    Se espera que los eventos de inundaciones cada vez más frecuentes experimentados por Venecia en los últimos 60 años serán controlables cuando las barreras móviles entre la laguna y el mar entran en funcionamiento en 2017.

  5. Isla de Pascua (Chile)

    En el sureste del Océano Pacífico, a más de 3.500 kilómetros frente a la costa de Chile, Rapa Nui es la isla habitada más remota en la Tierra. Con una población residente de aproximadamente 5.000 personas, la economía de la isla depende del turismo, unos 60.000 anuales.

    Se prevé que los principales impactos del cambio climático en la isla de Pascua tengan que ver con la escasez de agua debido a la disminución de las lluvias de verano, la subida del nivel del mar, inundaciones costeras y la erosión.

    La mayoría de los ahu y moai se encuentran directamente en la costa y los impactos significativos de erosión costera ya se están registrando en varios sitios arqueológicos importantes. Con el cambio climático, está creciendo la altura y fuerza de las olas que golpean las paredes de basalto de losas verticales de estas figuras. Cuatro de los sitios más importantes para el turismo (Tongariki, Hanga Roa, Tahai y Anakena) han sido recientemente identificados como los más seriamente amenazados.

  6. Región floral del Cabo (África)

    Este es uno de los lugares del mundo más extraordinarios en diversidad de plantas. La vegetación predominante de la región es el finbos, uno de los seis reinos florales en el mundo, que se caracteriza por la vegetación de hoja fina adaptada a un clima de tipo Mediterráneo, con incendios periódicos. La región es conocida por su diversidad de plantas, incluyendo la familia Proteaceae, que cuenta con la flor nacional de Sudáfrica, la protea rey.

    Los modelos climáticos sugieren que en 2070 la región experimentará temperaturas medias durante 10 meses al año que en el periodo 1961-1990 hubieran sido consideradas extremas. Se espera que la incidencia de los incendios, que ya ha aumentado desde los años 90, lo siga haciendo.

  7. 7. Mar de Frisia (Alemania, Países Bajos y Dinamarca)

    Es el mayor sistema ininterrumpido de bancos de arena intermareales y marismas en el mundo. Con 1,1 millones de hectáreas, este lugar abarca una multitud de hábitats de transición entre la tierra, el agua dulce y el medio marino, incluidos los canales de marea, bancos de arena, praderas de pastos marinos, los bancos de mejillones, bancos de arena, marismas, salinas, estuarios, playas y dunas. Tal diversidad de paisajes hace del

    Mar de Frisia un hábitat único para numerosas especies animales y vegetales; también se considera una de las más importantes áreas de migración global, con un promedio de 10-12 millones de aves que pasa por el sitio todos los años.

    El cambio climático impactará con efectos directos del aumento del nivel del mar, perturbaciones d ellos procesos naturales y la pérdida de hábitat para muchas especies.