Cooperativa agropecuaria de Guissona (Lérida), donde el Seprona inmovilizó 20.700 kilos de piensos este martes. Efe

El Seprona detecta infracciones en la mayoría de las inspecciones ganaderas desde diciembre

El director general de la Guardia Civil, Santiago López Valdivielso, aseguró ayer que el Seprona ha descubierto posibles infracciones administrativas y, en algunos casos, penales en la mayoría de las inspecciones ganaderas realizadas desde diciembre. El Seprona inmovilizó ayer más de veinte mil kilogramos de piensos con harinas cárnicas y medicamentosos en Castellón y Tarragona.

MADRID. ABC
Actualizado:

El máximo responsable de la Benemerita afirmó ayer que el «Seprona y las unidades territoriales de la Guardia Civil, que intervienen en la operación emprendida en todo el territorio nacional el pasado 15 de diciembre, han detectado muchas infracciones». En declaraciones a Ep, destacó que ha habido muy pocas inspecciones en las que no se hayan tenido que levantar actas por irregularidades. Más aún, el director general de la Guardia Civil aseguró que, además de las infracciones administrativas detectadas, se han producido presuntos actos delictivos por lo que, según dijo, «han sido detenidas algunas personas».

López Valdivielso indicó que la operación de la Guardia Civil, que en principio concluía ayer, se prolongará «sine die» y anunció que los resultados de la primera fase de la operación para controlar la aplicación de normativa contra la encefalopatía espongiforme bovina se harán públicos cuando todos los datos sean evaluados.

PIENSOS INMOVILIZADOS

Ayer, el Seprona inmovilizó en dos cooperativas agropecuarias de Castellón 11.600 kilogramos de harinas cárnicas y piensos medicamentosos. Una de las operaciones tuvo lugar en la cooperativa de Cinctorres, en la comarca de Els Ports, donde se inmovilizaron 1.560 kilogramos de harinas de origen animal y de 3.800 kilogramos de piensos medicamentosos. La otra actuación se desarrolló en la cooperativa agropecuaria de la localidad de Tírig, en cuyas instalaciones se hallaron 1.080 kilos de harinas cárnicas y 5.249 kilogramos de piensos medicamentosos. La Consejería de Agricultura del Gobierno valenciano ha remitido a un laboratorio de Madrid muestras de estos piensos y ha iniciado una investigación para conocer si han sido utilizados para alimentar al ganado.

Asimismo, el Seprona intervino ayer 960 kilos de pienso elaborado con harinas cárnicas en una granja de la provincia de Tarragona y ha inmovilizado las ovejas, terneras y corderos de esta explotación. Según la Guardia Civil, el pienso estaba repartido en 24 sacos de 40 kilos cada uno y podría estar destinado a la alimentación de los corderos.

Durante los últimos días, el Seprona ha inmovilizado decenas de miles de kilos de piensos que podrían contener harinas cárnicas en Cataluña y Baleares. Durante las últimas semanas también ha descubierto reses enterradas en varios puntos de España. El último caso se produjo en Sevilla, donde se descubrieron 38 reses en una finca de La Puebla de Cazalla.

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, señaló ayer que el próximo Consejo de Ministros aprobará un convenio por el cual se comprarán a las fábricas de piensos aquellos lotes que contengan harinas cárnicas, prohibidas desde el pasado 1 de enero para la alimentación de todo tipo de ganado. Como adelantó ABC, se trata de unas 350.000 toneladas con un valor de compra de 200 millones de pesetas. Respecto a las incautaciones del Seprona de piensos elaborados con harinas cárnicas, Arias Cañete se limitó a señalar que se enmarcan dentro de las operaciones de la Guardia Civil en colaboración con las Administraciones para el control de alimentos animales, piensos y sustancias prohibidas.

COMPRA DE 180.000 BOVINOS

El ministro anunció que el Gobierno comenzará el 6 de febrero la compra de 180.000 bovinos de más de 30 meses para su destrucción y estudia la concesión de créditos blandos al sector ganadero, aunque señaló que las ayudas están limitadas por la Comisión Europea. No obstante, la organización COAG y las asociaciones de productores de vacuno Asovac, Aprovac y Arabovis convocaron ayer a 20.000 ganaderos a una manifestación el 8 de febrero en Madrid en la que reclamarán más presupuesto para la crisis. Las peticiones se elevan ahora a 140.000 millones.