Madrugada de Sevilla. Hermandad de Los Gitanos
Madrugada de Sevilla. Hermandad de Los Gitanos - VANESSA GÓMEZ

Una Semana Santa que amenaza con estar pasada por agua pero que no pierde su fervor

España mira a un cielo que anuncia lluvias generalizadas en casi todo el país y amenaza con deslucir la esperada celebración de la fe

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La imagen de la catedral de Notre Dame ardiendo ha hecho contener la respiración al mundo entero. La rapidez con la que el fuego se cebó con la cubierta de este imponente templo cristiano era comparable a la velocidad con la que las imágenes se inyectaban en las retinas de los televidentes, tuiteros, «instagrammers». Pero casi tan potente como el fuego devorando la aguja de la catedral fueron las imágenes de un grupo de turistas y parisinos arrodillados en los alrededores del Sena, rezando y mirando al cielo con impotencia. Casi la misma con la que los devotos observan el cielo a las puertas de las iglesias y catedrales de toda España rezando para que la lluvia no entorpezca la salida de las cofradías.

La Semana Santa de España es como la catedral de Notre Dame, orgullo, patrimonio y símbolo de fe. La diversidad de las procesiones dota a nuestra Semana Santa de una riqueza de la que en escasas partes del mundo se halla comparación. La sobriedad castellana, con valiosísimos ejemplos en Castilla y León (comunidad con la que la lluvia se cebará sobre todo mañana y pasado) conviven con la exuberancia, la imponencia y la fiesta que ofrece Andalucía con el nunca agotado ejemplo de la Madrugada de Sevilla. La parte oriental de esta comunidad será la más castigada por el agua incluso hasta el Domingo de Resurrección. La exaltación barroca la ofrece Murcia, donde Los Salzillos (en honor al imaginero Francisco Salzillo) también ven amenazada su salida por el agua, al igual que las procesiones de Toledo, donde solo los escenarios que atraviesan los pasos justifican una visita.

La Semana Santa en España también ofrece, para romper este equilibrio de austeridad, pomposidad y barroquismo, otras opciones como el estruendo de tambores y bombos en su ruta por el Bajo Aragón (donde tampoco perdonará el agua) o la Semana Santa de Ferrol, que se remonta al siglo XVI y donde destaca el Ecce Homo, imagen de tamaño natural con pelo auténtico y brazos articulados. Las procesiones de Valladolid, Sevilla, Murcia, Aragón, Toledo o Ferrol, declaradas fiestas de Interés Turístico Internacional, junto a otras 19 más en todo el territorio nacional demuestran que el fervor religioso en España está más vivo que nunca.

Andalucía: Devociones universales y ocupación turística total

Sevilla, ejemplo de la especial forma de vivir esta celebración en el sur de España, con sus 60 cofradías, ha disfrutado intensamente de las primeras jornadas. Pero como el resto de capitales y pueblos andaluces, está pendiente de las previsiones meteorológicas que anuncian un frente lluvioso especialmente activo mañana y el Viernes Santo y que, por tanto, amenaza la celebración de su Madrugada y la salida procesional en sus pasos de las devociones universales de la ciudad: el Gran Poder y la Esperanza Macarena y del resto de cofradías. Como en Sevilla (90%), la ocupación turística es total en Málaga estos días para disfrutar de la ciudad de la Costa del Sol y de sus 42 hermandades con sus tronos, entre ellos el del Cristo de la Buena Muerte o Cristo de Mena que la Legión Española traslada y vela en las horas previas a su salida procesional del Jueves Santo. El vínculo de la Legión con la Semana Santa andaluza se ha ampliado a Huelva donde los legionarios han portado este año al Cristo de la Vera Cruz.

Galicia: «Os Caladiños» en Lugo y Ecce Homo en Ferrol

En Ferrol destaca La Dolorosa que sale el Viernes Santo en El Encuentro, desde 1.750, acompañada por San Juan Evangelista. Completan el grupo la Verónica y el Nazareno. Otros pasos recomendables son el Santísimo Cristo de la Misericordia y la Virgen de La Soledad; junto a ella el Ecce Homo, imagen de tamaño natural con pelo auténtico y brazos articulados. En Viveiro (Lugo) destaca la Procesión del Encuentro, también con imágenes articuladas: el Santo Entierro, La Piedad y La Soledad, conocida como «Os Caladiños».

Castilla y León: Procesiones libres de políticos y campañas electorales

Castilla y león suma ocho localidades en las que la fiesta es de Interés Turístico Internacional y en todas ellas mirarán al cielo con especial atención mañana y pasado. Las previsiones meteorológicas no son nada halagüeñas. Aún así, y hasta que las lluvias, si llegan, les retengan en sus parroquias, las cofradías no pierden la ilusión de desfilar por las calles. El sector turístico espera una ocupación del 95 por ciento en un año en el que la Pasión, además de ser un escaparate a la tradición y el arte, puede ser una vía de escape para quienes quieran descansar de la campaña electoral. En Medina de Rioseco, se ha prohibido la propaganda electoral, en otras ciudades, como Palencia, hay espacios libres de candidatos y algunos partidos anunciaron que se toman unos días de descanso, informa María Gajate Borau.

Aragón: El estruendo de los tambores en la Calanda de Buñuel

Albalate del Arzobispo, Alcañiz, Alcorisa, Andorra, Híjar, La Puebla de Híjar, Samper de Calanda, Urrea de Gaén y Calanda (donde nació Buñuel) son las localidades que conforman la Ruta del tambor y el bombo en el Bajo Aragón. El estruendo empieza a las doce de la noche del Jueves Santo y no acaba hasta las 14 horas del Sábado Santo. Los tambores y el bombo se han convertido en uno de las fiestas más reconocidas de la zona a la que parece que la predicción meteorológica tampoco acompañará.

Castilla-La Mancha: «Las Turbas» y la amenaza de la lluvia toda la Semana Santa

En Castilla-La Mancha, donde parece que los paraguas estarán abiertos toda la Semana Santa, destacan las procesiones de Toledo y Cuenca, al igual que la Tamborada de Hellín (de la que ya se tenían datos en el siglo XVI). Sin duda, uno de los referentes en la comunidad son «Las Turbas», la procesión más popular dentro de los actos religiosos de Cuenca. También destaca, en la provincia de Ciudad Real, la Ruta de la Pasión de Calatrava, un espectáculo que trasciende el ámbito religioso. Se trata de un recorrido por diez municipios en el que participan 50 hermandades y más de 20.000 cofrades. Y en la provincia de Guadalajara se celebra la Pasión Viviente de Hiendelaencina, representada por actores no profesionales y que suscita gran expectación entre los visitantes. También en el municipio toledano de Villanueva de Bogas se conmemora la muerte de Cristo con una representación que interpretan los vecinos.

Murcia: Doscientos caballos en un desfile bíblico pasional

En Lorca no se puede Desfile bíblico pasional donde salen más de doscientos caballos así como cientos de personajes bíblicos, y pasos «ajenos» a la Semana Santa como carrozas de egipcios o cuádrigas romanas. Los principales protagonistas son el Paso Azul y el Paso Blanco.