Calles inundadas en Murcia
Calles inundadas en Murcia - EFE

Seis provincias siguen en alerta naranja por las fuertes lluvias y el viento

El temporal que azota el Mediterráneo por la gota fría no comenzará a remitir hasta el lunes por la tarde

MADRIDActualizado:

El temporal que afecta el sudeste de la península y a las islas Balares desde el viernes por la tarde sigue dejando lluvias torrenciales que mantienen en alerta naranja a seis provincias de estas zonas, y, entre otras incidencias, están obligando a cortar carreteras.

Granada, Almería, Murcia, Alicante, Valencia y el sur de la provincia de Teruel están en alerta naranja por la gota fría que no comenzará a remitir hasta el lunes por la tarde, de manera que el tiempo no experimentará una mejoría hasta el martes.

El temporal se ha cobrado ya dos vidas, la de un hombre de 30 años que falleció la noche del viernes tras salirse el turismo que conducía de la vía y volcar en la acequia del camino rural Serradal, en Castellón, que en ese momento tenía más de medio metro de agua.

El otro fallecido es un hombre de edad avanzada, que fue sorprendido por una tromba de agua en la cala de Finestrat (Alicante) cuando caminaba por la zona, desobedeciendo la alerta por lluvias, y fue arrastrado por el mar, donde apareció sin vida 20 minutos después.

En Murcia, casi una veintena de carreteras comarcales o locales han sido cortadas al tráfico al ser imposible la conducción en algunos tramos anegados por el agua, destacando entre ellas algunas próximas a los hospitales Naval de Cartagena y la Arrixaca de Murcia, en este caso la carretera de San Ginés.

En esta comunidad, las fuertes lluvias han obligado a atender por teléfono un parto ocurrido en el caserío Molino de León de Cartagena, ya que el agua había inundado la carretera de acceso al lugar.

El Centro de Coordinación de Emergencias recibió una llamada a las 6.42 de esta mañana en la que se advertía de que una mujer de 33 años estaba de parto y no podía llegar al hospital dado que la carretera de Cuesta Blanca, en Cartagena, estaba inundada.

Al caserío sólo pudo acceder una patrulla de la Guardia Civil, que junto con el marido y con la asistencia telefónica de los facultativos del 112 ayudaron al parto de un varón.

Por su parte, las precipitaciones en forma de nieve caídas en las últimas horas en Granada también han obligado a cortar en esta provincia andaluza las carreteras A-337, a la altura del municipio de Nevada, y la A-396, en el de Monachil.

En Almería, el servicio de emergencias 112 de Andalucía ha gestionado desde ayer 151 incidencias por lluvia y nieve en esta provincia, y en Murcia más de 450 llamadas desde ayer, alertando de 359 incidentes.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) advierte de que en las provincias en alerta naranja podrían producirse acumulaciones de agua de 150 o incluso de 200 litros por metro cuadrado en tan solo doce horas.

La lluvia viene acompañada de viento fuerte de componente este con intervalos de muy fuerte, especialmente brusco en la costa murciana, Comunidad Valenciana y Baleares.

En esas zonas habrá vientos del nordeste fuerza 7 a 8 y olas de hasta cuatro metros.

Ese viento hace que la situación en las zonas marítimas, tanto costeras como de alta mar, sea muy adversa.

Protección Civil ha pedido a los ciudadanos de todas estas zonas que eviten desplazarse en coche durante los episodios de lluvia más intensos, que retiren sus vehículos de zonas inundables y que si tienen que coger el coche eviten las zonas de barrancos.

Las nevadas serán muy significativas hoy en las sierras más orientales de Andalucía y en Teruel, con la cota de nieve en torno a 1.200/1.500 metros.

La Aemet espera que esta situación comience a mejorar a partir del lunes, aunque el temporal de viento y mar, probablemente, persista a lo largo del martes en algunas zonas.