Integrantes de las plataformas Teruel Existe y Soria Ya,
Integrantes de las plataformas Teruel Existe y Soria Ya, - EFE

Seis plataformas de la España despoblada se convierten en la voz de la calle y azote de los políticos

Piden frenar la despoblación, mejorar las infraestructuras, desarrollar el tejido industrial y la red de servicios

MadridActualizado:

Seis plataformas ciudadanas surgidas en esa España en la que «no existe igualdad» detallan en ABClas reivindicaciones que defienden para sus territorios, donde tienen una notable influencia: piden frenar la despoblación, mejorar las infraestructuras, desarrollar el tejido industrial y la red de servicios.

Cáceres se mueve

«El principal problema aquí es el transporte»

Las deficiencias del ferrocarril extremeño no son nuevas, aunque hayan saltado al primer plano en los últimos meses después de que un convoy entre Madrid y Badajoz se quedara tirado en medio de la noche el primer día de este año. «El tema del tren lo conoce todo el mundo», refrenda Eduardo Conde, portavoz de la plataforma Cáceres se mueve, donde sin embargo tienen otros problemas también importantes aunque quizá menos mediáticos. «Aquí llevan veinte años para terminar un hospital...», lamenta Conde, quien añade que otro de los «frenos» de Cáceres es el apalancamiento que sufre el tejido comercial e industrial. «El comercio está fatal y tampoco es que tengamos una gran industria», especifica el portavoz de la plataforma, quien encuentra un paralelismo importante entre todas estas deficiencias y el progresivo éxodo de la población. La despoblación en Cáceres no es tan grave como en Soria o Teruel, pero la provincia extremeña ya es la séptima con menor densidad de población de toda España.

«Faltan muchas inversiones, aquí nos engañan como quieren. Todos los ministros de Fomento que hemos tenido han pasado por aquí a prometer cosas, el ejemplo más claro es el del tren, y mira cómo estamos a estas alturas, que no tenemos un ferrocarril propio del siglo XXI», se queja Conde, que continúa. «El que se va fuera a estudiar ya no vuelve» dice el portavoz, que lamenta así que la falta de trabajo incentive la fuga de los jóvenes. Conde, al margen, manifiesta que el problema no sólo está en el olvido que pueden sufrir allí por parte del Gobierno central, sino «también el del regional». «Badajoz se vende mucho mejor, reciben más dinero. El problema es que aquí no tenemos políticos que miren por Cáceres y sus necesidades para poder, al menos, intentar solucionarlas», apunta Conde.

Soria ¡Ya!

«El principal problema aquí es el transporte»

«Vamos a ser la sombra de los políticos». Así de tajante se muestra Vanessa García, portavoz de la plataforma Soria ¡YA!, una organización ciudadana que surgió hace 18 años para luchar contra el olvido institucional que padece la provincia castellana. «Soria es la zona cero de la despoblación en España», indica García quien, como tantos otros sorianos, ya está cansada de escuchar promesas de los políticos que finalmente no se cumplen.

«Confianza ya no tenemos mucha, venga quien venga va a hacer lo mismo», lamenta la portavoz, que también relata los principales problemas en Soria:«Nos hacen falta infraestructuras, tanto autovías como un mejor ferrocarril; la sanidad es otro problema, porque faltan médicos y también especialidades como la Oncología, ya que nos derivan a Burgos en estos casos;y tampoco tenemos industria, lo que provoca que sea imposible retener y mucho menos atraer población». Especialmente importante para Soria ¡YA! es también dotar de mejores telecomunicaciones al ámbito rural, ya que podría ser una oportunidad para revitalizarlo. Por el momento, como expone García, «hay zonas en la provincia donde no hay internet». Por ello, para mejorar su situación, Soria ¡YA! y Teruel Existe, han convocado una manifestación el día 31 de marzo, a semanas de la cita electoral.

Teruel existe

«Todavía tenemos pueblos en los que no hay cobertura»

Mantener una conversación telefónica con Pepe Polo, uno de los portavoces de Teruel Existe, es una odisea. Más todavía cuando, advierte, se encuentra «en medio de la cuenca minera». La entrevista se corta hasta en cuatro ocasiones, lo que pone de manifiesto uno de los múltiples problemas que tiene esta provincia aragonesa, la segunda con menos densidad de población de toda España. «Decir que la cobertura aquí es un desastre es poco», lamenta Polo, quien acto seguido pasa a denunciar el abandono al que los sucesivos gobiernos, de todos los colores, han abocado a Teruel.

Las deficiencias en vías de comunicación, en infraestructuras y en servicios, como la Educación o Sanidad en el mundo rural, responden, como insiste el portavoz de Teruel Existe, a las promesas incumplidas desde Madrid durante décadas. «El Gobierno tiene que cumplir con lo que está prometido, con lo que se ha publicado en el BOE y no se ha cumplido», asegura Polo, quien llama a la movilización del próximo día 31 en Madrid bautizada como «la revuelta de la España vaciada», convocada junto a Soria ¡YA! y la que se han unido plataformas de toda España. «No estamos llorando, no somos pesimistas. Somos unos luchadores natos y lo vamos a conseguir», zanja Polo.

Cuenca ahora

«Al haber pocos niños, las escuelas rurales cierran»

Cuenca es la tercera provincia más despoblada de España, pero hubo una época que no fue así. Cruz Fernández, portavoz y coordinador de la plataforma Cuenca Ahora, recuerda que a principios del siglo XX había «250.000 personas en la provincia, aunque ahora la densidad de población es de apenas 12 habitantes por kilómetro cuadrado e incluso hay zonas por debajo de las cifras de Laponia». «Lo fundamental para nosotros es luchar contra la despoblación y el éxodo», reivindica Fernández, quien también detalla otros hándicaps contra los que lucha Cuenca: «También sufrimos una importante carencia industrial, que se extiende por todo nuestro territorio salvo por zonas comoTarancón; el resto es un vacío industrial aunque tenemos un potencial enorme con la agroindustria». Y como no hay trabajo, tampoco hay gente y, al no haber gente, tampoco se mantienen los servicios públicos. «Al haber pocos niños, por ejemplo, se cierran las escuelas rurales; es la pescadilla que se muerde la cola. Más que poner parches hace falta un nuevo modelo de reordenación territorial» clama Fernández.

Pero en opinión de la plataforma Cuenca Ahora, no sólo tiene que cambiar el modelo de reordenación territorial para que mejore su situación. También deben variar el perfil y la actitud de los políticos. «Los que hay ahora son gente de partido, desconectados de la realidad y que no están cerca de la sociedad», considera el coordinador de Cuenca Ahora, quien abunda en sus críticas:«Los políticos, en lugar de representar a sus partidos, tendrían que representar a sus territorios y rendir cuentas más a menudo ante los ciudadanos de sus provincias. Deberían canalizar de verdad los problemas de sus sociedades».

Paisanos de Sancho

«Por ser de pueblo te conviertes en ciudadano de segunda»

En el Campo de Montiel la población ha disminuido en casi 6.000 habitantes desde 2000, lo que supone una pérdida del 21,74%. Javier Domenech es vicepresidente de la asociación Paisanos de Sancho y, a su juicio, «no puede ser que por ser de pueblo te conviertas en un ciudadano de segunda. Vivir en esta España, en la que tanto echamos mano de la Constitución, no debe ser un ejercicio de valentía».

Milana Bonita

«El pueblo extremeño ha dejado de ser santo e inocente»

Algunas plataformas como Milana Bonita de Badajoz, braman por que «el pueblo extremeño ha dejado de ser santo e inocente» (por el libro de Miguel Delibes y la película de Mario Camus) y temem por la supervivencia, incluso, de la próxima generación de nacidos en la provincia pacense. Además, se unen a Cáceres en la reivindicación de un transporte digno: hay traviesas del ferrocarril del siglo XIX.