Sectarismo ideológico socialista

¿Van a cerrar los templos en los que se celebre una misa por Franco?

Actualizado:

En la esclarecedora entrevista de Salvador Sostres al que fuera embajador socialista ante la Santa Sede, Francisco Vázquez, quedó claro cuál es el efecto que la Ley de memoria histórica ha producido en la generación de los socialistas de la dignidad. Paco Vázquez se dio de baja en el PSOE cuando se aprobó la citada ley. Y aclara que «es la mayor manifestación del totalitarismo». El sectarismo ideológico socialista, no contento con la legislación vigente, ha introducido en el Congreso de los Diputados una Proposición de Ley de memoria histórica y democrática que altera las bases civiles del consenso constitucional. Una proposición que interpela de forma directa a la Iglesia.

El texto socialista no responde a una necesidad real de los españoles. Rezuma inconstitucionalidad por todas partes. Señala, entre otras barbaridades, que «es necesario que la memoria histórica se convierta en una política de Estado».

Claro está que la memoria histórica se entiende siempre según la perspectiva ideológica de la izquierda. No existen para la proposición de ley, como tampoco para los tinglados de la actual memoria, las 6.832 víctimas de la persecución religiosa, según A. Montero.

Pero lo más grave, que suponemos tendrá una respuesta por parte de la Iglesia, son los artículos 16 y 19, entre otros, y sus más que probables interpretaciones y aplicaciones. No se trata solo del futuro de la Basílica del Valle de los Caídos, que también. Lo dramático es considerar que las misas por el eterno descanso de Francisco Franco, o de cualquiera de los vencedores de la guerra, son actos de exaltación política. La ignorancia de la doctrina católica sobre la oración por los difuntos se mezcla con la mala fe a la hora de poner bajo sospecha permanente a la Iglesia. ¿Van a cerrar temporalmente todos los templos en los que se celebre una misa de sufragio por el eterno descanso de Franco o de cualquier militar vencedor de la fratricida contienda? Los mismos templos, por cierto, en los que se rezó por la conversión del alma de los líderes comunistas y se reza por todas las víctimas de nuestra pasada guerra.