Santo Padre, ¡Venga a España!

Huelga decir que «ponerse de acuerdo» con este Gobierno no es fácil

José Francisco Serrano Oceja
MadridActualizado:

Las espontaneidad con la que el Papa Francisco habla con los periodistas en los vuelos suele depararnos más de una sorpresa. En este último, entre otras, fue la respuesta a la periodista que le preguntó para cuándo un viaje a España. El Papa respondió que «primero tienen que ponerse de acuerdo ustedes». El cardenal Cañizares, arzobispo de Valencia, ha dicho que en su última audiencia con Francisco le invitó a que viniera a Valencia con motivo del año jubilar de san Vicente Ferrer. Interpreta el cardenal Cañizares que con esta salida del Papa «ha dado pie» a que se produzca la esperada visita.

Para que el Papa venga tienen que llegar a Roma tres invitaciones:la del Rey, la de la Conferencia Episcopal y la del Gobierno. Facilita mucho que la invitación vaya con una fecha acordada. Si no, la maquinaria vaticana debe hacer sus deberes. Huelga decir que «ponerse de acuerdo» con este Gobierno no es fácil. Ya en el primer viaje de Juan Pablo II, según cuenta el cardenal Sebastián en sus Memorias, la decisión sobre la fecha trajo de cabeza a no pocos. Es cierto que la previsión inicial se truncó por el atentado en la plaza de san Pedro. Pero luego el gobierno, y la oposición, no lo pusieron fácil. Al final Juan Pablo II dijo aquello de que «haremos el viaje cuando dicen los obispos».

Santo Padre, ¡venga a España! Como usted dice siempre, la realidad es más grande que las ideas de determinados informes. La dividida España, la dividida política española, la dividida sociedad, la dividida Iglesia católica, los divididos obispos, necesitan su palabra de unidad y reconciliación. No haga caso de quienes le susurran que España no le va a recibir con los brazos abiertos. Según Sigma Dos, el 75 % de los españoles le valoran y mucho. Aunque tengamos que esperar al 2021, cuando se inaugure el Año Jubilar Ignaciano con motivo de los 500 años de la conversión de Ignacio de Loyola y los 400 años de su canonización, junto con la de Francisco Javier, venga con nosotros.

José Francisco Serrano OcejaJosé Francisco Serrano OcejaArticulista de OpiniónJosé Francisco Serrano Oceja