Sanidad aprobará sanciones graves para frenar el desabastecimiento de medicamentos

La ministra Carcedo acuerda con las comunidades autónomas un plan para garantizar el suministro de fármacos esenciales

MADRIDActualizado:

Si ha tenido que buscar en los últimos meses medicamentos tan populares como valsartán, adiro, trankimazín o apiretal, probablemente haya tenido que emprender un molesto peregrinaje en farmacias hasta dar con el fármaco buscado. Estos tratamientos engrosan la lista del casi medio millar de presentaciones farmacéuticas con problemas de desabastecimiento en España. En la mayoría de los casos son productos que tienen una alternativa, pero a veces se requiere cambiar la prescripción del paciente o incluso buscar, con urgencia, el medicamento en otro país. Esto ocurrió recientemente con la Fludarabina, un fármaco clave en el tratamiento de la leucemia y los trasplantes de médula.

El desabastecimiento de fármacos no es un problema exclusivo de España, pero cada vez es más frecuente. Ayer el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas aprobaron un plan «con medidas especiales» que se tomarán en el tercer trimestre de este año, según anunció ayer la ministra María Luisa Carcedo.

Obligaciones de los agentes

Entre otras medidas, se prevé acordar un nuevo marco legal para incorporar sanciones graves cuando el desabastecimiento produzca un impacto en la salud de la población. La idea es que las multas sean suficientemente potentes para «generar un impacto disuasorio sobre los problemas de suministro», se señala en el documento que aprobó ayer Sanidad. La modificación del marco sancionador se haría en la Ley de Garantías y Uso Racional de los Medicamentos y Productos Sanitarios . Y mientras se modifica el marco sancionador «se delimitarán las obligaciones y cumplimientos de los agentes de la cadena en el ámbito de sus respectivas responsabilidades», desde la distribución de farmacia al laboratorio farmacéutico.

El plan de Sanidad también quiere garantizar el suministro de medicamentos esenciales, que son claves en el tratamiento de determinadas enfermedades, tienen un elevado impacto asistencial y no disponen de alternativa terapéutica. La idea es elaborar un listado como el de la Organización Mundial de la Salud. La industria farmacéutica ha solicitado al Ministerio que no se realicen bajadas de precios temerarias para que siga siendo rentable la fabricación de los medicamentos, una de las muchas causas de los problemas de suministro.

Compra o subasta

Sanidad también se plantea un sistema nacional de selección de medicamentos, conocido como subasta de fármacos. Este sistema que aplica Andalucía desde 2012 como medida de ahorro farmacéutico, es la causa de que Andalucía sufra los mayores problemas de suministro y desabastecimiento, según el consejero andaluz de Sanidad, Jesús Aguirre. Por este motivo, Aguirre pidió al Ministerio que opte mejor por la «compra centralizada de medicamentos». Esta medida permitiría ahorrar dinero porque Sanidad podría negociar en bloque y a gran escala el suministro de los hospitales de la red pública.