Sanidad amplía la alerta a todos los productos elaborados por la empresa Magrudis

Aconseja a las personas que tengan en su domicilio algún envase de producto de la marca «La Mechá», «se abstengan de consumirlos y los devuelvan al lugar de compra y, de no ser posible, desecharlo»

Actualizado:

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), amplió este jueves su alerta sanitaria a todos los productos elaborados por la empresa Magrudis, responsable del brote de listeriosis que ya ha afectado a más de 200 personas en toda España.

Esta decisión llega después de que la Junta de Andalucía le notificara anoche, a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (SCIRI), la ampliación de la alerta a todos los productos de la marca «La Mechá», después de identificar otros productos «no notificados anteriormente», en referencia a chorizo picante, chorizo dulce y morcilla.

Como consecuencia, la Aesan ha decidido ampliar la lista de productos incluidos en la alerta a «cualquier producto elaborado por la empresa» Magrudis S.L., responsable de la marca, así como a «cualquiera comercializado y amparado» por las marcas de identificación con número de Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos (RGSEAA) 10.025920/SE o 40.057087/SE.

La agencia, que ha trasladado a todas las regiones en el marco del SCIRI esta información, también corroboró que, según la información facilitada por la Junta de Andalucía, «todos los establecimientos» incluidos en la lista facilitada por la empresa y que pudieran estar comercializando estos productos se encuentran ubicados en Andalucía.

Sanidad aconsejó a las personas que tengan en su domicilio algún envase de producto de la marca ‘La Mechá’, o con el número de RGSEAA, «se abstengan de consumirlos y los devuelvan al lugar de compra y, de no ser posible, desecharlo». En caso de haberlos consumido y presentar alguna sintomatología, deben acudir a un centro de salud.

Asimismo, insistió en la importancia de adquirir «únicamente» productos «correctamente etiquetados» y que permitan identificar al responsable de su comercialización en el mercado y «extremar» las medidas de higiene para evitar la contaminación cruzada a otros productos.

A las embarazadas les recomendó consultar las recomendaciones de consumo durante el embarazo realizadas por la propia agencia y que recogen prácticas de higiene alimentaria «importantes» para las mujeres gestantes, así como una relación de los alimentos que se deben evitar durante el embarazo por estar asociados a determinados peligros biológicos, entre los que destaca la Listeria monocytogenes.