Un San Valentín diferente: ventajas de entrenar con tu pareja

Tu media naranja puede ser el mejor aliado para ponerse en forma, aumentando la responsabilidad y mejorando los resultados

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Llega el mes del amor y nada mejor que entrenar con tu pareja para reforzar la relación. La liberación de endorfinas de las personas que realizan ejercicio con su pareja es mayor que las personas que entrenan de forma individual según ha revelado la Universidad de Oxford. Por ello, un workout en pareja puede aumentar la responsabilidad, mantener el nivel del trabajo efectivo y alcanzar mejores resultados. Cada vez son más las parejas que optan por pasar un San Valentín de forma original y diferente, ofreciendo a tu relación otro tipo de estímulo pasando tiempo de calidad entrenando y conectando en un nivel totalmente distinto.

Algunos estudios han demostrado que las personas entrenan más tiempo y con más esfuerzo cuando se hace en pareja. Estar enamorado ayuda al rendimiento deportivo y no solo se refiere al amor en pareja cualquier relación sana es beneficiosa promoviendo la liberación de hormonas positivas y aumentando el rendimiento. Por ello, la marca deportiva y comunidad fitness Freeletics, aprovecha este mes para destacar los principales beneficios de entrenar en pareja:

1. Superación personal y un plus de motivación

Disfrutar del apoyo y ánimo de tu pareja es una de las mejores motivaciones. En el deporte es importante cuidar el uno del otro y es, en estos momentos, cuando el ánimo decae que la pareja es el mejor pilar. Y, como refuerzo extra, Freeletics cuenta con el entrenador virtual quien estimulará a retomar los entrenamientos y animará para superarse cada día.

2. Refuerza la confianza: adiós zona de confort

Compartir un mismo fin mejora la confianza de la pareja. Al entrenar en pareja se equilibran los esfuerzos y fracasos. Esta situación invita a que la confianza de uno en el otro incremente. Con el deporte sacamos la mejor versión de cada uno, lo que fortalece no solo la autoestima, sino el amor y la seguridad sobre nuestra pareja.

3. Beneficia la vida en común: sexsport

Elegir a tu pareja como tu compañero de deporte es todo ventajas. Practicas una actividad en compañía, desconectas y pasas un rato entretenido y, además de perfeccionar la forma física, también se mejora la vida sexual. El sexsport ayuda a revitalizar la relación íntima. Está demostrado que la segregación de testosterona incrementa el deseo sexual. El ejercicio físico estimula la producción de endorfinas que producen en nuestro cerebro sensaciones muy similares a las de la morfina, el opio o la heroína, pero, evidentemente, sin sus efectos negativos. Además, la testosterona promueve el crecimiento muscular y aumenta la fuerza muscular tras un entrenamiento de resistencia.

4. Adiós procastinación

Es normal que el tiempo se pierda realizando tareas que no son relevantes. Al practicar en pareja conseguimos el tándem perfecto para despedir a la procrastinación y centrarse en lo realmente importante.

5. Pareja que entrena junta... ¡permanece unida!

La motivación para entrenar no solo cambia la rutina cotidiana, ayuda aprender juntos, compartir nuevas experiencias, en definitiva, conocerse mejor. Cuerpo sano, mente tranquila y relación fortalecida.

Desde Freeletics nos proponen tres maneras diferentes de entrenar con tu pareja para que te sea más sencillo empezar:

Running

Running con tu pareja puede ser mucho más divertido que ir solo. Se puede iniciar con unos 10k a ritmo moderado o marcar un objetivo como una media maratón que se pueda trabajar en equipo. También se puede estimular generando un poco de competición amistosa y desafiando el uno al otro en intervalos con la aplicación de Freeletics Running.

Como se suele decir: una pena compartida es un dolor reducido a la mitad. Estamos de acuerdo. Así que, ¿qué tal si realizas un largo workout de los dioses de Freeletics y lo afrontas en equipo? Así es cómo funciona: selecciona Charon, por ejemplo – tu pareja empieza con los Burpees y esta hace tantas repeticiones como pueda, mientras que tú mantienes la posición Plank o Squat. En cuanto tu pareja necesite un descanso, intercambia los ejercicios. De esta manera, alternáis durante el workout completo. Esto hace que los workouts sean los más duros a los que te hayas enfrentado antes, pero es posible.

Si eres de esas personas que no puedes ni ver un gimnasio, o vas, pero no te gusta nada de lo que haces, entonces es el momento de buscar una pareja de entrenamiento. No solo puedes hacer de observador con tu otra mitad y comprobar cómo realiza el ejercicio, sino que la opción de reto en tu aplicación de Freeletics Gym te permite competir cara a cara con tu pareja y hacer que la experiencia en el gimnasio sea más divertida. Competid entre vosotros, en remo, o mirad quién es más fuerte levantando pesas.