La estatua que ha desatado la ruptura del hermanamiento
La estatua que ha desatado la ruptura del hermanamiento - AFP

San Francisco y Osaka rompen su hermanamiento de 60 años por una estatua de esclavas sexuales

El alcalde de la ciudad japonesa, Hirofumi Yoshimura, había manifestado anteriormente sus quejas por la presencia de la figura en la ciudad estadounidense

Actualizado:

La ciudad japonesa de Osaka ha acabado con su relación de hermanamiento de 60 años con San Francisco por la presencia en la ciudad estadounidense de una estatua que simboliza el uso de esclavas sexuales en Japón durante la guerra, tal como informa The Guardian.

El alcalde de Osaka, Hirofumi Yoshimura, ha anunciado esta semana el fin del hermanamiento entre ambas ciudades después de que San Francisco haya reconocido la estatua en cuestión, «San Francisco Comfort Women Memorial», como de propiedad pública. En la escultura aparecen tres mujeres de China Corea y Filipinas que simbolizan a esclavas sexuales de la década de 1930.

La inscripción de la estatua dice: «Este monumento es testimonio del sufrimiento de cientos de miles de mujeres y niñas que fueron esclavizadas sexualmente por las Fuerzas Armadas Imperiales japonesas en trece países de Asia y el Pacífico en 1931-1945. La mayoría de estas mujeres murieron durante su cautiverio en tiempos de guerra». El alcalde de Osaka, en una carta de diez páginas enviada al alcalde de San Francisco, London Breed, reclamaba, entre otras cosas, que los historiadores no consideran que las fuerzas imperiales japonesas participaran en la gestión de estos burdeles con esclavas sexuales, de manera que asegura que la insripción de la estatua carece de evidencias históricas.

«Estoy a favor de las actividades para proteger la dignidad y los derechos humanos de las mujeres», continúa Yoshimura. «Pero si el propósito es proteger los derechos humanos de las mujeres, sugeriría que se amplíe para recordar a todas las mujeres que han sido agredidas y abusadas sexualmente por soldados de países del mundo».

Ya en 2017, cuando el anterior alcalde de San Francisco aceptó la estatua, Yoshimura mostró su descontento y dijo que el gesto había destruido la relación de confianza mutua que ambas ciudades tenían desde hacía 60 años. Sin embargo, tras la muerte del anterior alcalde de la ciudad estadounidense, pospuso la ruptura de la relación.

En un comunicado, la oficina de Breed dijo que era «desafortunado» que Yoshimura hubiera decidido poner fin a la relación de las ciudades, que comenzó en octubre de 1957.